Habla con Almudena Grandes de su última novela

Desde Librotea, queremos seguir acercando la literatura a las casas de los lectores en época de confinamiento. Después de la primera entrega de nuestro club de lectura con Marta Sanz, ahora os proponemos otra novela reciente, La madre de Frankenstein, firmada por una de las grandes autoras de la actualidad: Almudena Grandes.

La quinta parte de la serie Una guerra interminable, La madre de Frankenstein está basada, como sus antecesoras, está basada en un hecho real. Ambientada en el manicomio de mujeres de Ciempozuelos en la década de los 50, describe la vida de la España de aquella época en un ambiente de represión.

La opinión de los usuarios

31 Opiniones

lu

lunaclara 16 abril 2020

Gracias Almudena, me has ayudado con tu respuesta. Escribiré al Complejo Asistencial Benito Meni a ver si me pudieran orientar.
Desde pequeña la historia de mi abuela materna siempre me ha desconcertado e inquietado. En mis relaciones con otras niñas no entendía por qué a veces me rechazaban diciéndome que “no se juntaban conmigo porque mi abuela había sido puta”. Cuando les contaba a mis padres lo que me ocurría en el colegio o en la calle jugando, nadie me respondía o si lo hacían era para decirme que mi abuela había muerto cuando mi madre era muy pequeña. Pero mis dudas nunca desaparecieron y un día rebuscando entre papeles olvidados encontré la comunicación del Manicomio de Ciempozuelos en el que se pedía a mi abuelo materno acudir a dicho Centro para resolver papeleo con el fin de heredar debido a la defunción de su mujer.
Encontrar este documento fue una convulsión en mi vida y pude entender muchos porqués. Con el papel en la mano me fui a hablar con mi padre quien poco me contó y me pidió y rogó que dejara a mi madre al margen que ya había sufrido bastante con este tema y las consecuencias que se habían derivado a lo largo de su vida en el pueblo. Así hice.
Al poco tiempo me fui a estudiar a Granada, después a Italia a enseñar Lengua castellana y Literatura y volví a Barcelona donde resido, hace un par de años jubilada.
Llevo un tiempo en el que mi abuela está muy presente en mi pensamiento y tu magnífico libro me ha empujado a querer saber qué sucedió con mi abuela Carmen.
Gracias de nuevo. Que acabes de pasar un fraternal 14 de abril.

es

esh 14 abril 2020

Buenos días Almudena: hoy 14 de abril es el día en que responderás a los comentarios sobre tu libro. ¿A que hora y de que modo lo harás ? .
Espero estés bien (en tu último artículo en el PS la impresión es que devorar libros (una "leona" como diría Fernando Sabater) te está ayudando a tolerar el confinamiento. Como a muchos nosotros leer los tuyos : yo estoy comenzando "Inés y la alegría".
Un abrazo

yo

yocaramela 14 abril 2020

Al leer la sinopsis del libro ya me interesó mucho. Ciempozuelos es un recuerdo muy triste para mi familia, allí estuvo mi abuelo hace muchísimos años, antes de la guerra. Y por casualidades de la vida mi infancia la pasé en Valdemoro. Yo soy malagueña. Este libro me ha recordado perfectamente aquellos años que pase allí. Dese 1952 hasta 1961. Ese miedo a las autoridades, ese cura que te pellizcaba los brazos si llevabas manga corta....esas monjas de la caridad que nos decían en clase que los rusos eran demonios, que tenían rabo y todo. Y lo peor q nos lo creíamos y teníamos miedo en el cuerpo. Sobretodo cuando venían curas de fuera del pueblo para hacer ejercicios espirituales, y a las 6 de la mañana las campanas de la parroquia te despertaban, tocando sin parar. Allí hoy el primer altavoz. Un cura cantando "pecador no te acuestes nunca en pecado, no sea que despiertes, ya condenado". De nuevo el miedo en el cuerpo, que aunque era pequeña, me levantaba corriendo para ir a misa, tendría 12 o 13 años. Almudena, perdona que te haya contado estás pequeñas historias personales, pero a mis 73 años me has hecho recordar mucho con tu novela, y te lo agradezco infinito. Me gusta mucho cómo escribes, siempre me llega al alma. No tengo preguntas para ti, solo decir que todo, todo lo que dices sobre esa época es muy cierto. Gracias amiga, así te considero.

av

avesdelparaiso 13 abril 2020

Hola Almudena, desde Colombia. Cuéntanos la historia que hay detrás de la fotografía de la portada. ¿Quién es ella? Besos de las Aves del Paraíso, un Club de lectura de Medellín que te leyó este mes. 

cl

clubdelecturaseshat 13 abril 2020

Hola Almudena. Te he conocido hace poco a través de nuestro Club de Lectura. El primer libro que he leído es "Los besos en el Pan". Tengo que decir que he quedado prendada. Para presentarte en el Club, leí y vi muchas de las entrevistas que te han hecho, aquí tienes una lectora incondicional, a pesar que tengo que ir compartiendo otras lecturas en el club. 
Ayer justo empecé "La madre de Frankenstein" . Me encanta

qu

quixote31 13 abril 2020

Almudena, me ha gustado mucho tu novela, que he leído de un tirón.
Pero algunos aspectos me inquietan.
Por ejemplo, por qué permites que la clorpromazina siga apareciendo en ella, hasta el final, como el tratamientos de la locura, sin mencionar ninguno de sus terribles efectos secundarios?

le

lecturas2020 13 abril 2020

Buenas noches:
Hace unos días que terminé La madre de Frankestein y casualmente me hablaron de este club de lectura. La novelo me resultó bastante interesante y me trajo a la memoria "Mi hija Hildegart" que leí hace muchos años. Querría preguntarle si Rafael Cuesta Sánchez, marido de Rita la hermana de Germán Velázquez, "que le suele llamar Guillermo y nunca encuentra el momento de explicarle por qué", es el médico que aparece en "Los pacientes del Dr. García". No se si será muy evidente pero me leí la novela hace algún tiempo.
Saludos

pr

praberna 12 abril 2020

Hola Almudena,
Para no ser reincidente con algunos mensajes, simplemente diré que es maravilloso encontrar a escritoras como tú y esta última novela no es una excepción.
Saludos

md

mdelcmontoya 12 abril 2020

Hola! Estoy maravillada leyendo el libro. Hasta hoy no he participado nunca en el club de lectura. Es en vivo? envían algún link? Gracias por responder pues tengo muchas ganas de estar presente. ¡Escribo desde Colombia!

ca

cakou 12 abril 2020

Almudena, soy una lectora francesa apasionada de tu obra y aquí me ves, pendiente de tu último libro y con poco tiempo para leerlo tan rápido como quisiera. A estas alturas de mi lectura, me encuentro otra vez con Pastora, que tanto me había emocionado en el lector de Julio Verne.
Gracias por ayudarme a comprender la España de hoy y de ayer.
Gracias por darles vida a personajes inolvidables.
Gracias a dedicarles tus libros al gran poeta que es tu marido.
Gracias porque mi hija se llama Malena.
Carine

lu

lunaclara 12 abril 2020

Almudena, mi abuela materna murió en Ciempozuelos alrededor de 1952. En
 la familia siempre se silenció su vida y yo me enteré de que había muerto en este manicomio aún siendo adolescente por un papel de Ciempozuelos que encontré buscando para responderme a preguntas y que aún conservo. Soy de un pueblo de Jaén y ahora tengo 62 años. Vivo en Barcelona y quisiera saber  dónde puedo dirigirme para tener alguna información sobre qué ocurrió con mi abuela, te agradecería alguna ayuda.
Hace unas horas que he acabado tu novela y quiero decirte que continúes escribiendo con esa calidez y calidad narrativa. Necesitamos para ahora y para siempre escritoras que lo hagan de manera excelente como tú acostumbras a deleitarnos.

es

esh 10 abril 2020

En un anterior mensaje ya he dado mi opinión sobre tu interesante y conmovedora novela. También la relación de algunas circunstancias que describes y mi vida profesional.
He releído la parte fina:Historia de Germán. Notas de la Autora y quiero preguntarte:
-¿El exilio de Germán a Suiza lo creaste con una base real?. (Algún psiquiatra español , por ejemplo,como el gran psicoanalista infantil Julian Ajurriaguerra se exilió a Francia y luego trabajó en Ginebra).
-¿El entrañable personaje de Samuel Goldstein esta basado en alguien real?.
- Cuando citas Tiempo de Silencio, el gran libro del psiquiatra Luis Martín Santos ( dan ganas de releerlo después de tus comentarios) no citas su nombre. ¿Das por supuesto que el lector ya lo conoce?.
Por cierto: Rocío Martín Santos , hija de LMS y también psiquiatra, fue compañera de promoción en mi estudios de Medicina en la U. Autónoma de Barcelona.
Por último un comentario para debatir lo que ha preguntado una lectora respecto a si la Hermana Anselma es un personaje cruel: mi experiencia como psiquiatra en centros de las Hermanas de SCJ y en San Juan de Dios fue muy polarizada. Algunas monjas eran adorables, afectuosas, intuitivas, inteligentes,respetuosas (como la hermana Belén en la ficción o la Hermana Nani en la realidad que tanto te ayudó a recoger información) .No olvidaré nunca a alguna de ellas ( la Hermana María Josefa ya fallecida ) y lo que me dijo cuando me despedí del hospital o lo que me dijo el Hermano Mayor de SJD (Piles) después de perder una hermana en un desgraciado accidente. Pero también trate con monjas muy "talibanes" , rígidas, fanáticas, cerradas a cal y canto....mi opinión es que la Hermana Anselma (guapísima !) está convencida que le hace un bien a María forzándola a casarse (chantaje incluido) con Juan Donato. Muchas de ellas se formaron, muy precariamente, en un catolicismo de naftalina muy represivo y culpabilizador. Y eso lo proyectan en la vida de los otros.
Ultimo comentario: es enternecedor tus recuerdos de Agripina y sus delicioso postre " con un tenedor, una yema de huevo y un poco de azúcar". Así no sorprende que Germán, enamorado ya de María recuerde , después de intimar y/o acostarse con ella, los postres de su infancia. Me encanta esa relación entre lo "sabroso" de la comida( vinculada a alguien que adoraste) el erotismo y la sexualidad.
Un abrazo y gracias de nuevo por ayudarnos tanto con tus palabras escritas en "los tiempos del cólera".

da

davidbermejoalvarez 10 abril 2020

Por suerte la tenía antes de que el mundo andase patas arriba. Una perspectiva muy interesante la que se da de aquellos años desde un manicomio. La cita que los define perfectamente y que más me ha gustado es "en España echar un polvo no es pecado, es un milagro". Un abrazo de lejos pero apretado.

le

lectoraitaliana 10 abril 2020

Hola, Almudena, soy una fiel lectora de sus preciosas novelas. Como profesora jubilada de literatura española en la Universidad de Salerno tengo mucho interés en conocer la última producción ibérica, aunque tenga mis autores preferidos, entre los cuales Vd ocupa un lugar privilegiado. Cuando una narración te coge completamente es una lástima deber admitir que también un volumen de 558 páginas llega a su fin, tanta fue la pena en dejar la lectura de La madre de Frankestein, aunque con la esperanza de poder leer pronto el siguiente episodio.

Hace un par de años salió un artículo mío en el que encontraba unas semejanzas entre su Los pacientes del Doctor García y unos cuentos del autor objeto de mi investigación, Alfonso Sastre. Me permito, pues, dejarle el link para que pueda, si le interesa, leerlo on line: Carla Perugini, «Lúgubres noches de España. Los cuentos de terror de Alfonso Sastre», Orillas, 7, 2018, pp. 77-99.
Gracias por su atención. Un cariñoso saludo de su
lectoraitaliana

mc

mcalatayud 10 abril 2020

En estos tiempos de confinamiento que, para mi generación, los nacidos entre el final de la dictadura y la Transición, parece que será uno de los acontecimientos más reseñables de nuestra plácida existencia, me gustó leer que Germán también pasa una cuarentena. Lo hace a su llegada a Orán, embarcado en el Stanbrook, un carguero, no un barco de pasajeros, dejando atrás con dolor a su familia y sabiendo que su padre lo ha elegido a él para salvarse de lo que llegará tras el final penoso de la guerra. Le dedicas apenas una línea a esa cuarentena, porque su odisea sigue en Marsella hasta llegar a Neuchatel. Y me gusta que sea poco menos una línea. Nosotros estamos magnificando la dificultad de esta cuarentena "con posibles", con nuestras necesidades básicas (salud, alimentación) cubiertas. Esa circunstancia, todo tu libro, toda la serie, nos recuerda lo regaladas que son nuestras vidas frente a lo difícil que fue la de aquellos españoles, los abuelos y los padres de mi generación. Y te agradezco que con tus libros nos lo recuerdes. ¿Lo percibes tú también así?

la

lady1964 10 abril 2020

Isabel Herrera
¿Algún consejo, para no cometer errores en las primeras novelas?
Gracias

ma

mayrar 10 abril 2020

Cual es la posición oficial de la
 iglesia catolica de sus nefastas acciones durante la post guerra? Los estudiantes en la España actual reciben educación de la verdadera historia de la post guerra? GRACIAS por tus novelas!! Fue un placer conocerte hace par de años en una feria de libro en Puerto Rico. La abuela paterna de mi hija son anarquistas que cruzaron los Pirineos cuando Franco llegaba a Barcelona.....”Inés y la alegría”

vi

vivales 09 abril 2020

De todos los libros de la serie de la guerra este es para mi el menos afortunado. Poner por escrito el pensamiento de Aurora me parece cuando menos arriesgado, pues pienso que debe de ser muy dificil.
El resto el libro en la linea de ALMUDENA, si con mayusculas.

ol

olgaraquel 09 abril 2020

Casi lo estoy terminando y no quiero llegar al final!!
Gracias Almudena..

le

leerbienesencial 09 abril 2020

No pude comprar el libro antes del cierre de las librerías y será una de las primeras cosas que haga cuando acabe este confinamiento, pero sí he leído los cuatros anteriores de la serie y no quiero perder la oportunidad de decirte que me has dado muchos de los mejores momentos de lectura de mi vida. Tu manera de contar la historia y la intrahistoria a través de la ficción y la maestría del discurso narrativo que utilizas me emociona y me permite escapar de esta realidad de ahora, pero también de otras realidades anteriores de urgencias sin sentido y de olvido de lo que verdaderamente importa. He viajado en algunas ocasiones de Tenerife a Madrid para estar en la Feria del libro del Retiro y siempre he ido a verte. Cuando me firmaste “El lector de Julio Verne”, te hablé de lo que mis alumnos aprenden a desarrollar su sentido crítico con tus artículos. En estos días de confinamiento también has estado conmigo en mi aula virtual y, por todo lo anterior, quiero darte las gracias.

mh

mhickey 09 abril 2020

¡Feliz y esperanzador 14 de abril! Hay un corona-virus que sigue trabajando arduamente desde dentro para facilitar la República.
La siquiatría como recurso de control social del régimen, con personajes tan sórdidos como Vallejo, inhumanos como esas crueles e incultas monjas, pacientes desposeídos de sí mismos, me parece todo un acierto para retratar la crueldad, la falta de escrúpulos, el mangoneo, el uso y abuso de lo público en beneficio de lo privado, la incultura, el silencio y la alienación de una época que no termina de extinguirse.

Maravillosa la foto de portada del libro, ¿asombro? ¿silencio? ¿preocupación?

Como curiosidad, "La inferioridad mental de la mujer", de Moebius (¡traducido por Carmen de Burgos! ay).
Y ya que varias comentan cuál es su libro preferido de la serie, el mío, "Inés y la alegría", y de esta temática, "El corazón helado".

Mi pregunta: ¿por qué precisamente Aurora Rodríguez Carballeira? ¿por qué no un personaje completamente ficticio? Gracias por humanizarla.

an

anaboira 09 abril 2020

Afortunadamente compré el libro antes del confinamiento y por supuesto ya me lo he leído. Enhorabuena porque me parece un libro estupendo, en la línea de todos los que componen los Episodios. Me ha encantado reencontrarme con Pastora que se ha convertido en uno de mis personajes de ficción favoritos. El libro está lleno de mujeres fuertes y diferentes. Gracias por escribir.

pl

pluricultural 09 abril 2020

Almudena: Me dejaste impactada con Las Edades de Lulú (las leí muy joven), los Aires Difíciles (lo tengo en la mesilla de noche, releyéndolo) y voy a empezar con la serie de la guerra civil. Me gustaría saber, en este último libro, cómo surgió la idea de ambientarlo en el psiquiátrico de Ciempozuelos. En quién te inspiras. Muchas gracias por tu enriquecedora escritura, de la que aprendo en cada oración.

es

esh 09 abril 2020

Acabo de leer "La madre de Frankenstein" y solo puedo decir, que como la anterior ("Los pacientes del Doctor García") me ha interesado y conmovido mucho.
Tu decisión de novelar la postguerra de nuestra guerra "incivil", basada en hechos históricos además de un ingente tarea , nos ayuda a todos a comprender mucho mejor lo que sucedió entonces. Tus personajes centrales (en especial Germán Velázquez y María Castejón) remueven muchos sentimientos y reflexiones .Eso ayuda preguntarnos ¿Y que habríamos hecho en ese periodo?.¿ Como habría sido nuestra vida?.
Soy psiquiatra, nacido en 1955 y durante casi 20 años trabajé en centros de las Hermanas Hospitalarias de SCJ y en San Juan de Dios. Así que ya puedes imaginar mi interés y conmoción a leer la novela. Me ha llevado a recordar mis primeros años en que trabajé de auxiliar psiquiátrico en La Clínica Mental de Sta Coloma de Gramanet y como psiquiatra en centros ambulatorios gestionados por las Ordenes religiosas que he citado (que son las mismas que las de Ciempozuelos) . Parte de los profesionales a los que agradeces su asesoramiento fueron colegas en la reforma psiquiátrica de este país o maestros como Carlos Castilla del Pino. (Gracias a él conocí el caso de Aurora Rodriguez Carballeira). Por cierto: agradezco mucho tu valentía al describir la crueldad de los psiquiatras del régimen. Siempre siento vergüenza ajena por la horrorosa actuación de unos personajes que denigraron nuestra especialidad e impidieron una formación abierta, sensible al sufrimiento psíquico, democrática, culta......Gracias, gracias por escribir y por la implicación y compromiso que lo haces. En estos "tiempos del cólera"vamos a necesitar mucha solidaridad y apoyo entre nosotros. Yo voy a intentar darlo desde mi profesión como lo hacen Germán y María en tu novela. Un abrazo.
Enrique Sentís

el

elpianista 09 abril 2020

Hola, soy un miembro del Club de Fans de El Corazón Helado en Zaragoza.
Enhorabuena por haber recuperado la palabra ambigú en su novela, también me gustaría preguntarle si personas como Sor Anselma son malas personas sabiéndolo o de verdad creen que están haciendo un bien.
Mi preferido de la serie es El lector de Julio Verne

mr

mrt3 09 abril 2020

A mi me gustaría que Almudena explicara cómo lo ha hecho para elaborar los apartados del libro en que se supone que es Aurora, ya que reproducir el pensamiento de un enfermo mental me parece complicado. Se sirvió de algún tipo de informe médico de Aurora o algo semejante? Gracias.

Por otra parte comentar que al leer los episodios nacionales siempre me entusiasma encontrarme con personajes de los otros libros!!!

Muy buen libro este, aunque mis preferidos, sin duda, Inés y Manolita!!!

tr

trascris 09 abril 2020

Yo he hecho un comentario parecido al tuyo pero lo han censurado

tr

trascris 09 abril 2020

No hombre no!
Eso es propaganda de la que debería prohibirse al camuflarse como noticia

ai

aidaver 09 abril 2020

Me disponía a leer este libro cuando me di cuenta que no había leído Los pacientes del dr. García.
Me ha parecido espectacular. He leído mucho sobre la guerra civil y creo saber cosas que se desconocen por la mayoría y por eso me emociona que entre tus líneas salgan hechos que deberían estar en los libros de historia de nuestros hijos. Por ejemplo la desbandá de la que tuve conocimiento hace poco.
Otra cosa admirable de tu escritura son esos hilos invisibles que no olvidas en estos particulares episodios nacionales. Son como un juego magistral de memoria.
Ahora con la madre, sorpresa!, aparece Pastora y vuelvo al lector de Julio Verne. 
Mi más ferviente gratitud por no olvidar.

fu

fuyola 09 abril 2020

Como no podía ser de otra manera esta última novela me ha encantado. Gracias por todos los buenos ratos que me han proporcionado sus escritos

sa

sacamanpoliman 09 abril 2020

Prefiero que Almudena Grandes hable conmigo sobre mi último libro de relatos.

cerrar

Suscríbete a nuestra Newsletter Recibe nuestras recomendaciones semanales