El Gran Wyoming: “Estamos viviendo un retroceso palmario”

“En realidad no es una biografía, mi vida no es interesante, en el sentido de que no he descubierto nada. Ojalá hubiese descubierto la vacuna de la polio, me iría mucho más orgulloso”, explica José Miguel Monzón Navarro, más conocido como El Gran Wyoming, cuando habla de La furia y los colores. Retomando su periplo vital allí donde lo dejó en ¡De rodillas, Monzón!, sus recuerdos de infancia, este volumen comienza con un viaje de Interrail y termina cuando, de manera inesperada, es licenciado del servicio militar. Entre ambos momentos, el presentador de El intermedio nos habla de la época que le tocó vivir. “Es el retrato de un colectivo, de cómo vivía una gente que era como yo”, relata. “Las cosas que escucho de aquel tiempo no me parecen un retrato fiel de cómo yo los viví”.

Esa época, según nos explica en esta entrevista en vídeo, fue “fascinante”. “En España se produjo un cambio abrupto: se muere Franco y, como nadie quería que le pidieran cuentas, se llegó a un acuerdo de ‘aquí no ha pasado nada’. Los conversos demócratas no querían tener un lastre, querían tener el kilometraje a cero. Se creó un vacío de poder que fue ocupado por gente que sí quería vivir, y por eso ocurrieron hechos bastante asombrosos”, relata. Un ejemplo: “El ateneo de mi barrio, de la Prospe, de donde vino la Movida, solo porque existía el espacio. Tú pones el espacio y las cosas suceden de ahí el afán de cierre de los espacios que ya existen”, recuerda. “Este libro es una crónica de aquello que pasó en un tiempo en el que el poder no quería mancharse las manos, y en el que la gente tuvo un margen que luego ya se ha ido encauzando de nuevo”.

Asumiendo el riesgo de ser llamado nostálgico, Wyoming explica en La furia y los colores que él fue testigo de una época especial. “Hay momentos en la historia que, para el que le toca vivirlos, son muy gratificantes. A mí me tocó uno de ellos, porque yo tuve la suerte, consecuencia de una desgracia, de que el filtro de la dictadura retrasaba todos los acontecimientos 10, 15 o 20 años. Todo lo que ocurrió en el año 68 aquí llegó en los años 70. Yo soy una secuela de aquello que pasó, no era mi generación. Yo fui testigo de aquello, de unos hechos prodigiosos, de una euforia de luz al final del túnel. Se vivió con intensidad, con la conciencia plena de que se estaban ampliando los márgenes de libertad”.

Porque el relato de La furia y los colores es, en buena parte, el de una España que salió del blanco y negro. “Nosotros veníamos de un mundo en el que absolutamente todo estaba prohibido: el cine, la literatura, la música…”, enumera. Descubrimientos que cambiaron su rumbo, de estudiante de Medicina al mundo del espectáculo, en especial por culpa de la música. “Fue un suceso mágico e inexplicable, si no es desde los programas de Iker Jiménez”, asegura. “Que una generación que todos tenían veintitantos fuesen genios, autodidactas y revolucionasen la música no tiene explicación”.

Como testigo de todo aquello, Wyoming no puede dejar de albergar un sentimiento pesimista sobre la actualidad. “Ahora se prohiben cosas que antes no se prohibieron”, asegura. “Por ejemplo, el cine de Almodóvar en sus orígenes ahora es totalmente impensable. Directamente, no se produciría. Pepi, Luci y Bom ahora sería considerado como un ataque a la institución de la policía. A mí me ha tocado ir dos veces a juicio por gilipolleces infinitamente peores. Habiendo sido mucho peor, habiendo consumido todo tipo de sustancias, nunca había tenido el menor problema con la autoridad. Y ahora, a esta edad provecta, he tenido que ir dos veces a juicio por estupideces, relacionadas con la ideología”.

“Todo lo que no son pasos adelante va a ser acabar retrocediendo”, continúa. “Si no hay fuerzas que empujen hacia arriba, al final todo va a descender. Vivo en una ciudad, Madrid, que tiene un alcalde que me parece absolutamente abominable, que ha retirado unas placas con unos veros de Miguel Hernández”. Por todo ello, Wyoming cree que estamos en un momento crítico. “Estoy reconociendo perfectamente lo que es dar marcha atrás y empezar a acelerar. Estamos viviendo un retroceso palmario. Estoy realmente abrumado, pero no demasiado asustado porque me pilla mayor”.

Como complemento a la charla, El Gran Wyoming nos habló de los libros que le han marcado a lo largo de su vida. Descubre su lista y sus comentarios a continuación.

La opinión de los usuarios

32 Opiniones

be

betterton_st 02 marzo 2020

El partido que hoy gobierna destruyó la independencia judicial en 1985, (y aquí está la herida de nuestra democracia) y la presunción de inocencia con la LIVG. Además de protagonizar el mayor robo de la historia de este país. Y tú, Wyoming mirando a la luna de Valencia. Lo sentimos pero no puedes cambiar eso por más que te dediques a apuntar a los hombres de paja que te dedicas a levantar, y señalas como la maléfica derecha. Eres un personaje rabioso y desequilibrado, además de un codicioso vendido al poder. Te mueves por el dinero, cobras por lo que eres: un vocero babeante, de un partido corrupto.
Ya que eres incapaz de elevarte sobre las tribialidades políticas, dedícate a amasar tu fortuna, (es eso lo que en realidad te amarga la vida?) como el burguesón rentista que eres, y deja de dar la brasa con moralinas, (hacerte pajas) y tu pasado contestatario "de pega" a tu secta de pelotas bobalicones. Por que NUNCA en tu vida mezquina lograrás parecerte NI DE LEJOS a Groucho Marx, aunque te creas su heredero. Debes entender que una cosa es un artista, y otra muy distinta, un pesetero propagandista que pone la mano.

jm

jmspm 02 marzo 2020

En realidad fue todo una ola que se freno en 1.995 con la llegada de Aznar al poder . La corrupcion ha sido la dinamica y progres de verdad eramos solo media docena y no del psoe ni del pp. De aquellos lodos estos barros.

sm

smaly 02 marzo 2020

¿Que les das para que te tengan tanta mania? Toda esta tropa ha estado durante muchísimos años muy mal acostumbrados. Se creian quel pais era su cortijo y que sus opiniones eran la verdad revelada. En el pico lo llevan, pues , salvo que manitú lo evite, van a tener oir comentarios de dificil digestion.

il

ilq 02 marzo 2020

Estoy de acuerdo. Pero paradójicamente es la izquierda la que nos está haciendo retroceder. 

xa

xaos 02 marzo 2020

El problema es que usted ha ido derivando hacia un sectarismo excesivo y eso provoca un sectarismo de igual intensidad y sentido contrario.



Tampoco es muy coherente predicar esto y lo otro y en las pausas publicitarias de su programa de televisión la publicidad dominante es de casas y webs de juego. Está feo.

xa

xaos 02 marzo 2020

Vaya, resulta que hace horas que puse un comentario y todavía no han tenido tiempo de publicarlo.

te

tejeiro 02 marzo 2020

Cuando te pones del lado de Juana Rivas sólo por su sexo, tu eres el retroceso, cuando te pones en contra de cualquier forma de gestación subrogada y de otros modelos de familia que no son los que te gustan, tú eres el retroceso. Que la derecha tenga pecados no significa que tu no cometas pecados graves.

jm

jmspm 02 marzo 2020

Comentario anterios moderado antes eran mas claros y le llamaban por su nombre "censurado".

ce

centrorojo 02 marzo 2020

No me gustan tipos como este,ni como Cintora,ni Abalos,ni Aznar,ni Casado,ni Abascal........me parecen todos manipuladores y se creen por encima de los demàs mortales,cuando engañan con sus formas de vivir esa vida que pregonan....

or

ornitorrinco2 02 marzo 2020

En españa hay muchas cosas sobre las que no se debate, y un cierto miedo a perder la identidad ue hace que se vuelva a mirar con demasiada intensidad al pasado. No avanzamos. Y en general, es una reaccion provocada por los separatismos, que eran carlismo en el sg xix. Me explico: si no hubiera separatismos, es probable que españa fuera hace tiempo una republica.

mo

mofeta 02 marzo 2020

El desahogo del personaje es interesante. No se podría hacer mucho de aquello porque las nuevas monjas, la izquierda, las prohibirían. El personaje hoy es ejemplo de la dictadura moral a la carta y nos habla del mítico pasado libre. Desahogo

yi

yisasjermida 02 marzo 2020

Y lo dice un fósil sectario...

co

comunistasno 02 marzo 2020

Don Piso lloriqueando

po

pokeimon 28 febrero 2020

La Celia Villalobos reivindicando a Miguel Hernández, acaso sería un retroceso, porque desde el momento en el que alguien de derechas se abogua y haga suya una doctrina, una tendencia, o un pensamiento, va a significar que lo adaptará a su forma muy particular de entender la vida, y significará, también, que lo degradará, dejándolo sin la sustancia que lo pueda caracterizar, para terminar de convertirlo en una caricatura. Pues por ahí vamos.

pa

pacopoce 28 febrero 2020

 Un repaso a la segunda mitad del siglo XX en España,desde el pueblo de sus abuelos hasta la gran Europa,un tipo que ha gozado de la libertad en una e España bastante gris,espero la tercera parte.
 Generalmente los fachas no lo tragan por lo bien que los retrata.

jo

jolinar50 28 febrero 2020

Que estamos viviendo un retroceso palmario es algo evidente. Pero me temo que no sería fácil ponernos de acuerdo en qué, exactamente, hemos retrocedido. ¡Monzón, lo que pasa es que nos hemos hecho viejos y no nos lo esperábamos! ¡Con lo estupendos que éramos! Como dice la canción 'El rey del Glam': 'Te has quedado en el 73 con Bowie y T-Rex'

jo

josemadrid 28 febrero 2020

Uno de los retrocesos más palmarios en la actualidad es que está muy bien visto que al que no traga con las teorías superguays de lo políticamente correcto (y megaprogresista) se le llame fascista, o carca en el mejor de los casos... Y Wyoming lo sabe.

sa

sanzgomez 28 febrero 2020

Han estado mudos durante una dictadura de cuarenta años, pero ahora, a los fascistas se les llena la boca de libertad y diversidad política. Añoran a su Excremencia.

an

antal 28 febrero 2020

Efectivamente. Desde que usted empezó en la Sexta, estamos en caída libre en cuanto a conocimientos y adelantos. Solo con verle a usted ya se le quitan a los espectadores las ganas de aprender.

be

bernalcontreras 28 febrero 2020

La izquierda comete el error de pensar que están en posesión de la verdad absoluta y la superioridad de su pensamiento "progresista", de hay que se comportan de forma arbitraria y abusiva con todo el que no piensa como ellos. El principal problema de España es que tiene una izquierda que no es democrática realmente, paso en los años 30 y ocurre desde Zapatero hasta hoy.

mi

miguelbecquer 28 febrero 2020

Genial y agudo como siempre, con ese respeto incluso hacia los fascistas pero colocándolos en su sitio, quizás sea por que eso despierta ese desprecio visceral en los descendientes del antiguo régimen o los votantes del Tricorrupto.

ar

arkari11 28 febrero 2020

Este hombre no me ha caido bien desde la movida, pero hoy me ha gustado lo que ha dicho. Va retrocediendo las libertades. Pero no solo en política, sino la sociedad en si misma, tanto de izquierda o derecha.

ca

caneluso 28 febrero 2020

Tiene toda la razón. El retroceso es palpable en el auge del sectarismo, del cual él es parte muy activa.

ch

chicho76 28 febrero 2020

es evidente que te está yendo mal en este pais llamado España...tan facha y fascista...jajaja

do

doblador 28 febrero 2020

Cuando el significado de “progre” es ir despeinado y vestido de chabacano; insultar y meterse con lo ajeno, en definitiva no respetar a los demás, no solo es abobinable como el personaje en cuestión sino irreverente y nada inteligente.
En la vida se ha demostrado que el ser listo a veces se contrapone con la inteligencia. Y el Sr. Lechuza W. siempre confunde sus obsesiones enfermizas con trasladar su ingenio- que si lo tiene- con un ataque obsesivo hacia los que no opinan como él.
La libertad siempre condicionará no saltarse las líneas rojas. Pero claro, para él, todo es de ese color. Los demás no tienen nada de respetable .
Tiene razón en una cosa. Con él hemos retrocedido un siglo. El humor de clase de antes nada tiene que ver con lo chabacano, huérfano de ideas y reacio a la armonía y respeto a todos. Sr. Lechuza, vuelve Ud. a confundir al Personal. O asi me lo parece.

el

elad 28 febrero 2020

No te quejes Wyoming las leyes que ahora te impiden ser tan libre como antes han sido impulsadas por partidos de tu ideología.

es

espuch 28 febrero 2020

Todo en esta vida es relativo Wooyaming o cómo quiera que te llames, quejarse de que vivimos un retroceso palmario a la vez que se acumulan propiedades de lujo, una detrás de otra, chirría un poco...
En todo caso, no deberías utilizar la primera persona del plural para hablar, a no ser que lo hagas de manera mayestática...
En tu caso deberías decir, estáis viviendo un retroceso palmario...
Sería más justo y, sobre todo, menos cínico...

ri

river11 28 febrero 2020

Abominable es un adjetivo muy fuerte, demasiado, este alcalde no ha matado a nadie y respecto a retirar, pues lo mismo dirán los muy de derechas cuando hace lo mismo un alcalde de izquierdas. Wyoming probablemente desearía que toda España fuera roja, pero eso solo pasaría en una dictadura de izquierdas. Un poco más de respeto a los dirigentes que no son de su cuerda le vendría muy bien al Gran Wyoming, a estos les pasa lo mismo que a los dirigentes de izquierda que tanto le gustan al presentador, los eligen los ciudadanos.

sa

sanzgomez 28 febrero 2020

Yo creo que Monzón está en lo cierto e incluso se queda corto. Desde hace bastantes años nos hemos acostumbrado a tragar conceptos "intocables" o "sagrados" que le parece normal a la mayoría que se a acostumbrado a no respirar profundo. Pagaremos caro este adocenamiento, unos y otros.

ml

mloclam 28 febrero 2020

Monzón ve la paja en el ojo ajeno, pero no la viga en el propio. En fin...

mo

moraine 28 febrero 2020

Hombre, todos nos hacemos viejos, pero un poco exagerado ¿no?

le

leunam 28 febrero 2020

"Que una generación que todos tenían veintitantos fuesen genios".