José Guirao, Ministro de Cultura: “Cuando uno lee un libro también se está leyendo a sí mismo”

Cuando, en junio de 2018, José Guirao fue nombrado ministro de Cultura y Deportes, señaló como una de sus prioridades el fomento de la lectura. Lo que podía parecer como una simple declaración bienintencionada se revela como un deseo genuino cuando se sienta a responder a las preguntas de Librotea, que acompaña con una profusa lista de recomendaciones. Se nota que ha leído, y mucho.

“Tenemos unas cifras crecientes de lectores que leen al menos un libro al mes, pero lo que nos falta, lo que nos gustaría, en tener mucha más gente que pueda leer dos o tres libros al mes, que tenga la lectura como hábito”, explica en esta entrevista en vídeo. Aunque apunta que “lo importante es leer, que cada lector que elija lo que le interese, pero que se lea”, él reivindica también ir más allá de los géneros que copan las listas de ventas, la narrativa y el ensayo.

“Estamos todavía en números muy bajos de lectores de poesía, que a mí me parece una lectura fundamental, y también de teatro”, apunta. “Cada vez hay más espectadores de teatro, pero se lee poco”. La puerta de entrada a ese universo va desde los clásicos españoles (“leer una comedia de Lope siempre es divertido, tienen enjundia y mensaje”, explica) hasta nombres universales: “Si alguien quiere conocer en profundidad la condición humana, que sea lea las obras completas de Shakespeare”.

Durante la entrevista, también hubo tiempo de abordar temas más actuales relacionados con la literatura, como los recientes premios nacionales de narrativa y ensayo. Del primero, Lectura fácil de Cristina Morales, Guirao destaca tanto su calidad como su capacidad para “romper moldes en su estructura narrativa”. “Creo que el jurado apostó por la experimentación con una base de calidad, y para eso también sirve un premio nacional”, señala. De Suspiros de España: El nacionalismo español 1808-2018, de Xosé M. Nuñez Seixas, apunta a la manera en la que “enfría un tema que muchas veces se aborda con exceso de pasión, y a veces con un poco o un mucho de irracionalidad”.

Entre clásicos y contemporáneos, ensayo, narrativa o teatro, en Guirao prevalece una función de la lectura: la del recogimiento y el descubrimiento de uno mismo. Reivindica ese “espacio de la lectura, que es de silencio e intimidad” ante “el ruido de nuestra sociedad”. “Cuando uno lee un libro, también se está leyendo a sí mismo. Está leyendo no sólo sobre lo que tiene, sino sobre todo lo que le falta”, apunta. “A mí la lectura siempre me produce la sensación de que me hace mejor. Una persona con más herramientas para conocer el mundo, para conocerme a mí mismo. En esta sociedad tan estresada, en la que todo el mundo sueña con irse a una isla desierta, cada libro es la posibilidad de una isla desierta en la que aprender del mundo y de uno mismo”.

 

Como complemento a esta entrevista, José Guirao nos habló de algunos de los libros que considera esenciales. Consulta la lista completa a continuación. 

La opinión de los usuarios

2 Opiniones

ep

epm 06 noviembre 2019

No es muy original el señor ministro:
De músico instrumento / yo, libro, soy pariente: / si tocas bien o mal / te diré prontamente.
Eso lo dijo ya el Arcipreste de Hita, ha llovido mucho desde entonces, creo yo. Y además la imagen original es mejor desde cualquier punto de vista.

qu

quijadapazos 06 noviembre 2019

El ministro no leerá mucho porque no se ajusta a la realidad. Leerá poco porque aunque le guste no le dará tiempo por su condición de trabajador. Cuando se jubile podrá leer más y podrá hablar con más acierto porque eso de leer un libro o tres al mes, eso es casi no leer nada. Yo me puedo leer un libro y otro cinco, pero en el fondo no sé quien ha leído más. Yo me puedo leer 5 libros con un total digamos de 1000 páginas y el otro leer uno sólo con 1200 páginas. Ha visto la diferencia de lo que es leer? Decía uno que leer aumenta los años de vida y yo le digo que puede ser mentira. Si leo libros muy buenos, tal vez aumente mis días de vida, pero si leo libros que a pesar de ser considerados muy buenos tratan por ejemplo la guerra, o digamos por caso Los pilares de la tierra, es al revés; luego eso es mentira. Cuando uno está leyendo y se está cagando en lo madre que lo parió al conde ese, lo que ocurre es que vives menos años. Hay que hablar con un poco de cordura y no tergiversar. Para terminar, el que le gusta leer, se enamora del personaje y siempre seguirá enamorado si lee mucho y bueno.