10 libros que te ayudarán a entender los dramas de tu familia

Libros recomendados por Manuel Vilas

Manuel Vilas ha firmado uno de los títulos llamados a ser uno de los libros del año. Ordesa es una inmersión en su biografía, en los aspectos más dolorosos, en la pérdida y en la autogestión de todo eso martilleada por los efluvios alcohólicos. Y es también una historia de la España contemporánea. Una España que se emborrachó y luego le llegó la resaca. Cóctel que ha entusiasmado a los lectores (se ha colado en la lista de los más vendidos a las primeras de cambio).Dentro de Ordesa se encuentran también otros libros sobre la gestión de la pérdida. Sobre la fiesta y el momento en el que se apagan las luces y la música. Sobre lo que pudimos hacer y no hicimos. Sobre por qué no decimos que amamos cuando amamos. Vilas los ha reunido en este listado. Ahí van:- Pedro Páramo, de Juan Rulfo,: “La paternidad no la borra ni la muerte. Muerte y paternidad se funden. Esta es una novela de fantasmas. Me gusta porque yo también hablo con los muertos. Hablar con los muertos no tiene nada de raro”.- Carta al padre, de Franz Kafka,: “Kafka y su padre se querían. No supieron amarse, pero queda esta carta, absolutamente injusta. El padre de Kafka tenía razón. Si Kafka hubiera tenido hijos no hubiera escrito contra su padre este largo reproche infundado, pero maravilloso”.- Libro de mi madre, de Albert Cohen,: “Cohen amaba a su madre, y su muerte le sumió en un estado de revelación. Es una gran elegía y una advertencia de que las madres no están siempre con nosotros. Dile a tu madre todo lo que le tengas que decir antes de que sea tarde”.- Clavícula, de Marta Sanz,: “Una escritora de mi generación abre su corazón y abre su vida de par en par. Contar la vida vivida es una asignatura pendiente en nuestra tradición española. Una literatura de la verdad, de lo que nos pasa. Una voz que se clava en nuestra clavícula y nos acompaña en el periplo de nuestras hipocondrías más secretas”.- El año del pensamiento mágico, de Joan Didion,: “El luto, el duelo, el dolor. Una mujer pierde a su marido y su hija enferma gravemente y sin embargo ella debe seguir viviendo. Una catarsis. Mucho desamparo. Y mucha belleza”.- La isla del padre, de Fernando Marías: “Un hijo se da cuenta de que siempre será un hijo, y que su padre era un ser maravilloso, y quiere que vuelva y quiere recordarlo por encima de todo. Una conversación interrumpida, delicada, amorosa. Misterios sin resolver que todos fabricamos: ¿quién fue mi padre? ¿dónde estuvo? ¿qué fue su vida?”.- El amor del revés, de Luisgé Martín: “Una meditación sobre el pasado, un balance, un análisis de una identidad sexual zarandeada por la historia, un libro honesto, que abre camino en la literatura confesional española”.- Tiempo de vida, de Marcos Giralt: “Un hijo necesita comprender a su padre, antes del adiós. Lo leí con el corazón en vilo. Me emocionó”.- La hora violeta, de Sergio del Molino: “Es una hermosa carta de amor, el dolor ante la muerte de un hijo.  Un hijo se marcha y su marcha queda convertida en un libro que nos cautiva y nos acongoja”.- Nada, de Carmen Laforet: “Una familia disfuncional en plena posguerra española. Me encantó esta novela. Me recordó a mi familia. Una familia: seres que colisionan, que arden y se odian y se aman”.

Estantería

La opinión de los usuarios

cerrar

Suscríbete a nuestra Newsletter Recibe nuestras recomendaciones semanales