20 libros clásicos de apenas 200 páginas para leer en un solo día

Leer a los clásicos es una de las asignaturas pendientes de muchos lectores. Entre las innumerables novedades que llegan a las librerías, encontrar un hueco para completar las obras de algunos de los grandes nombres de la literatura puede ser una tarea complicada. Muchas veces hemos leído algo de ellos, otras hemos intentado sumergirnos en sus obras magnas pero la falta de tiempo, el volumen de sus páginas y la exigencia del día han hecho que abandonemos su lectura antes de acabarlas.

Para solventar ese problema, y hacer que rompamos esa barrera con algunos de los autores que todos deberíamos haber leído, una buena estrategia es empezar por objetivos mucho más asequibles. La puerta de entrada a un escritor inmortal puede ser su obra más conocida, sí, pero también una obra breve que, no por menor extensión atesora una calidad literaria más exigua. No es lo mismo intentar entrar en Dostoievski con las más de mil páginas de Los hermanos Karamazov que, por ejemplo, con las poco más de 200 de El jugador. De esta forma, quizás, más tarde seamos capaces de afrontar las obras más extensas del genio ruso.

Al igual que con Dostoievski, muchos asocian literatura rusa con libros extensísimos que se les hacen cuesta arriba, pero hay mucho más que descubrir para los que sean un poco perezosos. Primer amor, de Turguénev, por ejemplo, un prodigio que no llega a las 150 páginas. Y de Pushkin, otro enorme autor ruso, tenemos La hija del capitán, que nos puede llevar luego a Eugenio Oneguin.

Clásico entre los clásicos de la literatura europea, el Werther (192 páginas) es, además de una obra capital en sí misma, el comienzo perfecto para adentrarse en la obra del genio de Goethe, para más tarde acometer la lectura de su Fausto o Las afinidades electivas. A otro gigante como Flaubert podemos aproximarnos a través de sus deliciosos Tres cuentos, que pueden ser el paso previo perfecto a su Madame Bovary o su Salambó.

El nombre de Herman Mellville está asociado para siempre al de Moby Dick, pero se puede acercar uno a la obra del estadounidense por obras menos exigentes en cuanto a tiempo, aunque nunca podremos dejar de recomendar que se lea al menos una vez en la vida. Benito Cereno y Bartleby el escribiente son obras maestras que se pueden degustar ambas incluso en un mismo día, gracias a su corta extensión. Su compatriota Henry James nos dejó una obra extensa entre la que podemos destacar Otra vuelta de tuerca, un relato fundacional que no ha dejado de maravillar a los lectores desde su publicación.

Ya entrado el siglo XX, hay autores fundamentales que nos dejaron obras tan breves como influyentes. La metamorfosis es quizás el ejemplo más claro que como en poco más de 100 páginas se puede crear una obra que resuena hasta nuestros días. Albert Camus es otro de esos faros a los que siempre podemos recurrir y, si no lo hemos hecho ya, leer en apenas unas horas El extranjero y La caída. Thomas Mann es otro nombre ineludible, pero los que no se atrevan todavía con La montaña mágina, debería iniciarse con La muerte en Venecia.

Cambiando de continente de nuevo, la literatura sudamericana nos ha deparado obras río, pero también otras tan accesibles como Pedro Páramo, las Ficciones de Borges o El túneld, e Sábato. Y los que no se hayan iniciado en la literatura asiática tienen en La perla y otros cuentos de Mishima una entrada abierta de par en par. Elige tu clásico, ya no hay excusa.

La opinión de los usuarios

20 Opiniones

du

dulitel 20 agosto 2020

hola

kl

klausnerdavid 20 agosto 2020

Se nota que el articulista ha leído los libros que recomienda, también se nota que ese mismo articulista conoce el uso de las comas....." la Perla " en el imaginario literario de millones de lectores que han leído de verdad es una obra de H. James y no de Mishima; lo mismo puede decirse con " Pedro Páramo " de Borges ( manda eso ....cocinaaaaaa una de tocino literario ...) Gracias al articulista , y yo que pensaba que " Pedro Páramo " era de un tal Rulfo.....qué haría un servidor sin todos esos partidos de furbo......literarios.....

fr

franjohnny 20 agosto 2020

Ya, Ficciones, Pedro Páramo, La perla, El extranjero, La caída, La metamorfosis, ... se leen en un solo día. JAJAJAJAJAJA. Será leer y no comprender nada. Muy docta selección.

ch

chesmartin 03 agosto 2020

Una habitación propia... Perdón..  (Pero si tiene vistas, mejor)

ni

nicolasblanco1492 02 agosto 2020

Lo que usted quiere decir, cuando menciona que se pueden leer en un día, es que se puede hacer tal cosa y no enterarse de nada. Algo así como ir a la ópera con tapones en los oídos. Está confundiendo densidad con extensión. En un día se puede leer un “tocho” infumable como “Los pilares de la tierra” o “medio tocho” como “El código danchíviri”. Lo mejor del repertorio es que no se haya sometido como un cordero a la censura iracunda de la paridad. 

ch

chesmartin 02 agosto 2020

Virginia Wolf., Una habitación con vistas. Uno de los mejores libros que he leído de menos de 200 páginas (155) 

ni

nicolasblanco1492 02 agosto 2020

Lo que usted quiere decir, cuando menciona que se pueden leer en un día, es que se puede hacer tal cosa y no enterarse de nada. Algo así como ir a la ópera con tapones en los oídos. Está confundiendo densidad con extensión. En un día se puede leer un “tocho” infumable como “Los pilares de la tierra” o “medio tocho” como “El código danchíviri”. Lo mejor del repertorio es que no se haya sometido como un cordero a la censura iracunda de la paridad. 

on

onomatopeyo 01 agosto 2020

Me gustaría saber quién es el ..... que no publica ni una sola opinión de las que envío. Ya van como unas seis o siete. Como siga así le aseguro que me daré de baja de la suscripción indicando que el motivo es el ...... encargado de la censura en Librotea.

on

onomatopeyo 01 agosto 2020

Señor enriquelon, dedíquese usted solito a leer exclusivamente libros de escritoras y déjenos en paz a los demás.

on

onomatopeyo 01 agosto 2020

Denominar "accesibles" a "Pedro Páramo" o "El Túnel" no creo que sea el término más adecuado. Son obras complejas, extraordinarios y no creo que sean sencillas para quien no esté muy habituado a la lectura.

pe

pedrogolo 30 enero 2020

Pedro Páramo es una obra del Mexicano Juan Rulfo. México es geográficamente hablando NorteAmérica. Culturalmente hablando Latinoamérica. Considerarlo Sudamérica es un error común. Otros grandes libros breves latinoamericanos son "El coronel no tiene quien le escriba", de Gabriel García Márquez; "El reino de este mundo" de Alejo Carpentier; o "El pozo" de Juan Carlos Onetti

ax

axel10 30 enero 2020

Pedro Páramo está escrita por Juan Rulfo...autor mejicano. Parece que el articulista sí es riguroso geográficamente hablando.

el

el_intensito 30 enero 2020

¿Ficciones de Borges en un solo día? Suerte.

ja

jagosa03 29 enero 2020

Pedro Páramo es obra de un escritor norteamericano, muy poco "accesible" y sí uno de los mejores ejemplos de gran literatura en pocas páginas. Si el rigor geográfico está en paralelo con sus recomendaciones literarias, bien valdría la pena reconsiderar esta lista. Mal por el anónimo articulista.

re

rebeldia 29 enero 2020

https://lettere.es/2019/04/08/resena-de-habitacion-226-en-el-blog-cita-en-la-glorieta/

ci

cidkampeador2011 29 enero 2020

De Matemáticas universitarias, seguro que no serán. Doscientas páginas de este calibre no se las lee, ni comprende, ni dios.

so

sonamos 29 enero 2020

Esto del feminismo obsesivo llega a embadurnar hasta las relaciones humanas. Están logrando el rechazo más absoluto.

jo

joseiribas 29 enero 2020

Leer te da alas 
  



https://dametresminutos.wordpress.com/2015/03/09/leer-te-da-alas/

da

davidprado 29 enero 2020

Qué pesadilla el del comentario. 

en

enriquelon 29 enero 2020

Una pregunta de rabiosa actualidad para "EL" recomendador de libros: ¿no conoce usted ningún "clásico" de menos de 200 páginas que sea recomendable y que no haya sido escrito por "UN" (masculino) escritor ...?

cerrar

Suscríbete a nuestra Newsletter Recibe nuestras recomendaciones semanales