A estos libros los carga el diablo

Lucifer, Mefistófeles, Belcebú.. Si no te suenan estos nombres, mejor para ti, te encuentras lejos de su influencia. Satanás o simplemente el Diablo ha sido uno de los primeros personajes de la historia de la literatura, y ya en la modernidad su papel ha cobrado un protagonismo renovado. Daniel Defoe sintetizó en la singular Historia del diablo todos sus conocimientos acerca de tan ilustre personaje.

El Fausto de Goethe es quizá una de las obras cumbre de la literatura y precursora del movimiento romántico, aunque según cuenta en La hora del diablo Fernando Pessoa, “aquel alemán me dio un papel de alcahuete en una tragedia de medio pelo”. A finales del s. XVIII apareció una novela de terror que hizo las delicias del mismísimo Lovecraft, en El monjeel demonio aparece en su papel principal, el de embaucador. También puede ser guía del caos como lo hace en El diablo cojuelo o en El maestro y margarita, retablo del Moscú de los años 30.

Para hacer frente a sus acechanzas, Giovanni Papini escribió El diablo, manual de creencias, tratado, guía de sus avatares, magos y ocultistas. Allá abajo de Huysmans, novela decadentista de fin de siglo, guarda los misterios de un París de misas negras y ritos satánicos. En la novela de Gelinek, El violín del diablo, el misterio y la muerte persiguen a un investigador tras la pista de un instrumento maldito.

La opinión de los usuarios

2 Opiniones

me

memonch 04 noviembre 2019

Maradona no juega?

jl

jlg150000 04 noviembre 2019

Lea Jesús de Nazaret. Un Príncipe entre el Poder y la gloria. En Amazon