Cinco libros muy necesarios para niños y adultos, por María León

La comedia le ha dado sus papeles más populares y televisivos (Cuerpo de élite, Con el culo al aire, Allí abajo), y el drama, los más premiados y celebrados (La voz dormida, con su Pepita se llevó la Concha de Plata en el Festival de San Sebastián y el Goya a mejor actriz revelación; El autor, Sin fin). Y entre ambos géneros, la tragicomedia, sitúa sus dos películas más queridas, Carmina o revienta y Carmina y amén, una comunión de crítica y público, en las que se puso a las órdenes de su hermano, Paco León, y coprotagonizó con su madre, Carmina Barrios. Pero para María León (Sevilla, 1984) no hay diferencia, son solo distintas maneras de expresar una pasión que le descubrió y a la que le empujó su hermano. Mientras le dejen contar historias y trabajar desde sus entrañas, ella se lanza al género o personaje que le ofrezcan. ¿El último? De vuelta a la comedia en Los Japón, donde se convertirá en una emperatriz nipona desde Coria del Río, y Dani Rovira, el emperador.

Hay ocasiones en las que recurre a la lectura para preparar sus papeles. “Aunque soy bastante anárquica a la hora de trabajar como actriz y cuando me tengo que informar de algún trabajo lo hago desde muchos sitios: imagen, cuerpo, literatura”, cuenta a LIBROTEA. Los libros para ella son más “una afición” que le encantaría transformar “en un vicio”. “Llevo siempre muchos libros conmigo, pero mi actividad a veces no me deja: el sueño te alcanza, el estrés, los viajes”, explica. Para María León los libros son “como una terapia”. “Me ayudan a conectarme conmigo misma, a ponerme en un sitio íntimo en el que estoy muy a gusto, me ayudan a volar y fantasear desde la ventanita más potente que tenemos que es nuestra cabeza”. Y el primer recuerdo de esa independencia o individualidad que le concede la lectura se lo regalaron sus padres y su tía Conchita: “Los libros de El barco de vapor”, rememora.

Hoy, en cambio, busca algo más que entretenimiento en los libros, completan su necesidad de información y formación. “Hay muchas cosas que me interesan, creo que la literatura, la cultura, es necesaria para alimentarnos”, dice. “Ahora mismo estoy muy metida en el mundo del feminismo”. Y por eso en su lista de recomendaciones, incluye lecturas que inviten a tomar conciencia humana y social.

Estantería

La opinión de los usuarios