Diez libros indispensables que nos acompañan toda la vida

Hay libros que leemos en una época determinada de nuestra vida, que apelan a un periodo concreto de nuestra vida y que disfrutamos enormemente durante un tiempo. Ese periplo que comienza con la literatura juvenil nos abre la puerta al universo de la literatura, nos lleva de un título a otro mientras se va conformando nuestra personalidad como lector. Pero también hay otro tipo de libros que, si bien descubrimos en las primeras etapas de nuestra formación, nos acompañan durante el resto de nuestras vidas, primero por el impacto que generan en nuestra educación sentimental, y más tarde porque volvemos a leerlos en otras fases de nuestra vida y continuamos obteniendo el mismo placer, además de apreciar esas obras con nuevas perspectivas. Son esa clase de libros que nos acompañarán siempre.

La literatura juvenil es esa etapa que nos marca y nos conforma, con libros de aventuras que devoramos para luego pasar a otros asuntos dictados por la edad, pero con obras que nos dejan un poso a lo largo del tiempo. La llamada de lo salvaje es uno de esos relatos de iniciación pero que, leída con el paso de los años, nos sorprende por su crudeza. De igual manera, muchos se iniciaron en la lectura atraídos por la oscuridad de Edgar Allan Poe y sus Narraciones extraordinarias, obra que causa gran impacto en los lectores jóvenes pero que sigue manteniendo su perverso atractivo en los lectores de mayor edad.

La adolescencia es una época de encontrar nuevos retos, y son muchos los que sucumben entonces al poder de atracción de Oscar Wilde. El retrato de Dorian Gray es una de esas lecturas que marcan a generaciones, atraídas por una historia que nos dice mucho de lo que esconde el alma humana. De igual manera, Bartleby el escribiente ha dejado en millones de lectores una impresión duradera, con una filosofía de vida que se sale de lo habitual.

La literatura fantástica y de terror es otra puerta de entrada a la lectura, una que en muchas ocasiones ha pasado por Roald Dahl y sus Relatos de lo inesperado. De la misma forma que muchos lectores y lectoras jóvenes vieron como Italo Calvino cambiaba su concepción de la narración con Si una noche de invierno un viajero.

En otros casos, fueron novelas que nos muestran la gran variedad de sentimientos que puede albergar el alma humana las que consiguieron, y siguen consiguiendo, conmover a los lectores que llevamos dentro. El amor y el sufrimiento, en Cumbres borrascosas, y las desventuras del gran fresco humano que plasma Dickens en Grandes esperanzas permanecen en esa categoría de obras inmortales.

Para finalizar, dos autoras muy diferentes que, sin embargo, tienen en común la capacidad de haber marcado a generaciones de lectores. Con sus poemas y su novela La campana de cristal, Sylvia Plath encarna la lucha por la creación de la personalidad propia enfrentada a la locura del mundo. Por su parte, Patricia Highsmith fascina por su capacidad para enfrentarnos a las partes más oscuras de nuestra naturaleza, la atracción que ejerce sobre todos nosotros el mal.

La opinión de los usuarios

2 Opiniones

mi

michomichu 30 septiembre 2020

"el paciente ingles " te acompañará siempre !!!!!!!!!!!!!!!

fe

fermindepas 30 septiembre 2020

Pues vaya diez libros más birrias!!! Estos no me acompañan ni al evacuatorio.

cerrar

Suscríbete a nuestra Newsletter Recibe nuestras recomendaciones semanales