Diez libros para leer con tus niños en casa que divierten y enganchan

Los acontecimientos excepcionales generan situaciones inesperadas. La expansión del Coronavirus ha traído consigo una reclusión forzada para gran parte de la población, y el cierre de colegios hace que muchas familias se vean ante la situación de pasar mucho tiempo en casa. Ocupar ese tiempo y, en muchos casos, combinarlo con el teletrabajo, puede ser una tarea ardua en algunos momentos. Pero siempre queda un recurso que nunca falla: la literatura. Seleccionamos una decena de títulos que se pueden leer en familia con niños de diferentes edades y que puede, además de ser una fuente de entretenimiento que no necesita de una pantalla, convertirse en el inicio de un hábito de lectura entre los más jóvenes.

Hay una serie de clásicos incontestables que conservan toda su capacidad de fascinación generación tras generación, y que se transmiten de padres a hijos logrando el mismo efecto. En ese apartado, pocos autores como Roald Dahl consiguen reunir en torno a un mismo relato a personas de todas las edades. Dos ejemplos de ello son Matilda y Charlie y la fábrica de chocolate, adaptadas al cine en varias ocasiones y que siguen siendo una lectura deliciosa y con muchas capas de la que personas de distintas edades pueden aprovechar distintas lecturas.

Para los más pequeños, hay un título clásico que sigue siendo tan seductor como cuando se publicó por primera vez, es Donde viven los monstruos. La obra de Maurice Sendak, acompañada de sus reconocibles ilustraciones, es un valor seguro. Algo parecido se puede decir de Gloria Fuertes, recuperada para las nuevas generaciones a raíz de su centenario y cuya obra sigue deslumbrando tanto a niños como adultos, por ejemplo el reciente El libro de Gloria Fuertes para niñas y niños.

Otro autor clásico es Gianni Rodari, queridísimo en Italia y que desde hace un tiempo ha adquirido en España más popularidad. El Libro de la fantasía, recopilación de sus mejores historias, es una gran puerta de entrada a su universo que nos asegura muchas horas de disfrute. También hay autores más conocidos por su obra para adultos que se pueden compartir en familia, especialmente en algunos títulos. Es el caso de la selección poética de Miguel de Unamuno que realizó la editorial Kalandrala, de la versión ilustrada de Mujercitas ilustrada por María Hesse o de la adaptación de Romeo y Julieta con dibujos de Iban Barrenetxea.

Más allá de los clásicos, también hay títulos recientes que se pueden leer en familia y que aportan un nuevo punto de vista a temas clásicos. Dos ejemplos son el cómic Pequeño Vampir, versión apta para niños del personaje creado por el historietista Joan Sfar, y El libro de la magia blanca, un compendio de hechizos benévolos para mejorar la vida de todos escrito por Tania Berta Judith.

La opinión de los usuarios

cerrar

Suscríbete a nuestra Newsletter Recibe nuestras recomendaciones semanales