El nuevo miedo: 10 libros que actualizan el género de terror

Desde que el ser humano comenzó a contar historias, el miedo ha sido un elemento común a muchos relatos. La fascinación por hechos terroríficos, inexplicables y fantásticos nos conecta con algo primitivo, con una sensación extraña que produce rechazo y atracción al mismo tiempo. La literatura ha explorado esta mezcla de sentimientos a lo largo e la historia, pero es a partir del siglo XVIII, con el relato gótico, cuando se empieza a formar un canon que llega hasta nuestros días y que conocemos como literatura de terror.

La popularización de la novela de terror, que perdura hasta nuestros días, se la debemos a un siglo XIX en el que vieron la luz algunos de sus clásicos, título como Frankenstein, Drácula o los relatos de Edgar Allan Poe, que siguen siendo obras leídas, adaptadas y reverenciadas en la ficción actual. Sobre esas bases, el miedo ha ido mutando y adaptándose a los tiempos, a veces reinterpretando los temas clásicos, otras mezclándose con otros géneros como la ciencia ficción o la novela negra, en incluso explorando nuevas vías a través del estilo y la ruptura con el relato clásico, como en el caso de La casa de hojas, inclasificable novela que mezcla voces y juega con la estructura para encontrar nuevas maneras de aterrarnos y seducirnos.

Figuras clásicas como la del vampiro se han abordado desde puntos de vista muy distintos, como demuestra el sueco John Ajvide Lindqvist en Déjame entrar. En otros casos, como El pescador, de John Langan, las referencias están más cercanas a obras como Moby Dick. En manos de Mariana Enríquez, el relato clásico de terror se transforma en un arma para indagar otros aspectos de la naturaleza humana que nada tienen que ver con el miedo a lo espectral o lo monstruoso, en libros de cuentos como Los peligros de fumar en la cama.

En otras ocasiones, el terror se ha acercado a otros géneros para transformar su capacidad de sorpresa. Aniquilación, primera parte de la trilogía Southern Reach, en una narración que acerca el horror gótico a la ciencia ficción. A ciegas, por su parte, juega con la distopía para ofrecernos una historia de miedos y oscuridad. Y también abundan los autores que toman elementos del terror para incorporarlos a su estilo, como el Chuck Palahniuk de Fantasmas, o el John Connolly, conocido por sus novelas negras, de Nocturnos.

La opinión de los usuarios

2 Opiniones

m_

m_angstadt 18 febrero 2020

Se podrían molestar en releer el texto antes de darle a publicar. A veces falta una "n" o "s", a veces sobra, hay un párrafo entero repetido.... No es tan difícil.

ju

junon 17 febrero 2020

bueno....