10 Libros con los que quedarse en casa

Como estos días se están haciendo más largos, los libreros Fnac vienen a hacerte los días más amenos con sus lecturas recomendadas, 10 lecturas que no puedes perderte y que no pueden faltar en tu estantería. 

Una de estas lecturas es La chica de nieve, de Javier Castillo, en la que el autor combina con acierto el thriller con ciertos toques románticos y nos sumerge en una trama que nos hace perder la noción del tiempo y la cordura.

Vuelve también a las estanterías Santiago Posteguillo. Y lo hace, precisamente, con una secuela de aquel Yo, Julia con el que conquistó el premio Planeta. En este nuevo libro, Y Julia retó a los dioses, volvemos a encontrarnos con Julia Domna, ahora en la cúspide del poder pero, otra vez, sometida a todas las intrigas y traiciones de la corte imperial y, en esta ocasión, al dolor de ver a sus dos hijos mortalmente enfrentados.   

Con pequeñas mujeres rojas se cierra la trilogía del detective Arturo Zarco. Le heterodoxa incursión de la ya consagrada Marta Sanz en el género negro. Una incursión por los recovecos más oscuros e impíos de nuestra memoria colectiva representada en un pueblo donde las fosas comunes no solo escupen muertos.   

Otra de las novedades que te recomendamos es Las vencedoras, un libro en el que su autora, Laetitia Colombani, erige una oda a la mujer. A través de dos narraciones que al final confluyen, la historia está protagonizada por dos poderosas mujeres, incapaces de rendirse ante la adversidad y que hallan en su propia condición femenina, el coraje y la voluntad para resistir y triunfar.

Estantería

La opinión de los usuarios

1 Opinión

au

aureavicentadesanz 30 marzo 2020

El agua, concretamente la pureza de dicho e imprescindible elemento, en la recientemente publicada novela "Con el agua al cuello", constituye el motivo de las investigaciones del comisario Brunetti, el personaje con cuyas aventuras detectivescas tan magistralmente nos ha guiado a través del tiempo la escritora estadounidense Donna Leon.
Pasear por una Venecia bellísimamente descrita, compartir mesa y viandas con la entrañable familia del policía, conmovernos, tomar conciencia de lo efímero que puede llegar a ser el bienestar y la seguridad, y algunas cosillas más que siempre se hallan entre las líneas de la autora, es algo seguro con su última creación literaria. Muy recomendable lectura.