Libros contra el orden político y moral, por Cristina Morales

Las obras que han inspirado 'Lectura fácil', Premio Herralde de novela.

Cristina Morales no tiene pelos en la lengua. La escritora andaluza, afincada en Barcelona, ha ganado el último Premio Herralde de novela con Lectura fácil. Un libro protagonizado por cuatro discapacitadas que viven un piso tutelado, una novela contra el orden político y moral. La propia portada es ya una advertencia: “Ni amo. Ni dios. Ni marido. Ni partido. Ni de fútbol”. Una relectura del lema anarquista para poner al lector frente al espejo. Morales rememora hoy para Librotea los títulos que la acompañaron durante el proceso de escritura de Lectura fácil. Obras que también remueven e incomodan.

En esta estantería la ganadora del Premio Herralde incluye Ninguna mujer nace para puta, de María Galindo y Sonia Sánchez, asegura que se trata de una “reflexión filosófica y propuesta politizadora que coloca la figura de la puta en el centro del debate feminista”. Otro libro de María Galindo está conectado también de alguna manera con Lectura fácil: Feminismo urgente. ¡A despatriarcar!, una obra que es una “crítica feminista y anticolonial que acuña el concepto de ‘bastardismo’ para oponerlo al de ‘mestizaje’”. Cristina Morales también cita ¡Que viva la música!, de Andrés Caicedo, una novela a la que califica de “gamberrísima” y en la que, asegura, “el autor aborda el desclasamiento de los señoritos y señoritas de clase alta de su ciudad a través de su fascinación por la música popular del momento”.

Otros títulos que acompañaron a la autora mientras alumbraba Lectura fácil son Trapologia, de Borja Bagunyà y Max Basora, o Aprenderé a rezar para lograrlo, de Víctor Balcells Matas. Contra la democracia es un libro de menos de cien páginas editado por Grupos Anarquistas Coordinados. Un título que Cristina Morales incluye en esta estantería: “es un breve tratado sobre la historia de la democracia y sus técnicas de opresión de los territorios y las poblaciones adonde se ha implementado, entendiéndola como el mejor caldo de cultivo del Capitalismo”.

Estantería

La opinión de los usuarios