Libros para profundizar en la Guerra Civil, recomendados por Arturo Pérez-Reverte

Arturo Pérez reverte no pensaba escribir sobre la Guerra Civil. “La utilicé en las novelas de Falcó como telón de fondo, pero no hablaba de la guerra como tal”, cuenta el novelista, periodista y miembro de la Real Academia Española en esta entrevista a Librotea. “Sin embargo, me he sentido obligado a hablar de ella. La guerra se ha convertido no en un recuerdo, ni una memoria, ni siquiera en una reivindicación dolorosa de las víctimas o sus descendientes, sino en una herramienta política de uso bastardo y partidista”, explica como uno de los motivos por los cuales ha decidido bordar en Línea de fuego uno de los acontecimientos más decisivos, y todavía polémicos, de la Historia de España.

Línea de fuego aborda diez días de la Batalla del Ebro, uno de los episodios más cruentos de la contienda, a través de personajes de uno y otro bando, cada uno de distinta condición, ideología y circunstancias. “Yo la guerra la conozco primero porque me la contaron los testigos directos, mis padres, mis tíos, mis abuelos…”, relata Pérez-Reverte. Luego he leído mucho, me gusta la Historia y para este libro he leído todo lo que se puede leer sobre la Guerra Civil. Pero hay un tercer factor personal: de las 18 guerras que he cubierto como reportero, siete eran guerras civiles. Sé qué es una guerra civil, las he vivido, no me las han contado (…). Uno tiene la impresión poliédrica de que una guerra civil es algo mucho más complejo que una historia de buenos y malos, como ahora se nos está intentando contar”.

Entrevista en vídeo con Arturo Pérez-Reverte

Asegura Pérez-Reverte que no quiere “limpiar la imagen de la Guerra Civil ni quitar el puesto a los historiadores”. “Es solo una novela, nada más, pero con la libertad que me da la ficción quiero llevarme al lector para decirle: ‘Mira, la Guerra Civil en el frente fue esto. Fue muchas cosas: en la retaguardia fue horror, dolor por supuesto, represión, un bando tres años y otro 40 años… Cierto. Pero la batalla, el combate, la gente que luchaba mirándose a la cara eran estos. Conócelos y así conocerás a tus antepasados que estuvieron en ella”.

Línea de fuego, por tanto, pone el foco en lo humano, a través de ese dramatis personae en el que caben tanto combatientes convencidos como otros que han caído en uno de los dos bandos por el azar. “Una guerra civil, como la nuestra, tiene dos aspecto fundamentales. La parte ideológica y la parte humana. Ambas están vinculadas en origen pero, cuando pasa el tiempo, ocurre como ha ocurrido en España, que la parte ideológica se mantiene pero la parte humana desaparece. Las personas de la quinta del biberón ya han muerto, están desapareciendo. Cuando desaparece el testigo directo, el que tiene el testimonio real, el que conoce al enemigo, solo quedan las grandes líneas. Y las grandes líneas son peligrosas porque pueden ser utilizadas por cualquiera, impunemente. Es evidente que había una República legítima y un bando franquista ilegítimo, pero fue mucho más complejo que todo eso. La ideología no basta para explicarlo, hacen falta los seres humanos (…). Esta novela intenta, no recomponer ni aclarar nada en especial, pero devolver el elemento humano al primer plano”.

Como complemento a la entrevista en vídeo, Pérez Reverte nos dejó varias recomendaciones sobre novelas que exploran la Guerra Civil. «Hay libros muy buenos, libros de Historia buenísimos, y libros de memorias muy interesantes. En cuanto a novela, hay algunas excelentes. Además, habría que leer las de los dos bandos, porque aportan visiones muy interesantes y complementarias».

Estantería

La opinión de los usuarios

5 Opiniones

cl

claudioeese 16 octubre 2020

Además de los olvidos de los historiadores y de otras narraciones que algunos ya habéis citado, echo de menos un libro fundamental y extraordinario como es el conjunto de relatos de Juan Eduardo Zúñiga que con el título La trilogía de la guerra civil ha publicado Galaxia Gutemberg

bl

blaszas 14 octubre 2020

A pesar de las menciones a imprescindibles como Barea o Chaves Nogales la lista resulta decepcionante por escasa.
Ninguna referencia a los historiadores clásicos: Hugh Thomas, Stanley G. Payne, Paul Preston, Ángel Viñas, Antony Beevor o Gabriel Jackson.
Ninguna referencia a novelas como "Soldados de Salamina" de Javier Cercas, "Los girasoles ciegos" de Alberto Méndez, "Incierta gloria" de Joan Sales, "El lápiz del carpintero" de Manuel Rivas, o el "Homenaje a Cataluña" de George Orwell.
Ninguna referencia, cómo no, a alguna de las novelas de la serie "Episodios de una guerra interminable" de Almudena Grandes.
Y extraña que Pérez-Reverte, equidistante en lo relacionado con la Guerra Civil, no mencione la obra de Juan Eslava Galán: "Una historia de la Guerra Civil que no va a gustar a nadie".
Y tantos otros que podríamos mencionar...

iz

izquierdon 13 octubre 2020

Se echa de menos alguna referencia sobre el economista, diplomático e historiador Angel Viñas, para mí el más preciso investigador sobre aquella contienda. Su trilogía sobre la República ("La soledad", "El escudo" y "El honor") son de imprescindible lectura. Así como su "Desplome de la República: La verdadera historia del final de la Guerra Civil", escrita al alimón con Fernando Hernández Sánchez.
No soy pariente ni socio de Angel Viñas, solamente un humilde y fascinado lector de sus obras.

ma

martymcfly 13 octubre 2020

Faltaría la misma selección pero con libros de historiadores.

ya

yasunari 13 octubre 2020

Estoy con Pérez-Reverte -o con sus opiniones, que leo- al 95%, siempre. Amo sus novelas. También con la fascinación por A sangre y fuego; imprescindible.
No leeré Línea de fuego, sin embargo, es una cuestión de pereza, el planteamiento, ya leí todo Sven Hassel, y no es una boutade.
Suerte Arturo.

cerrar

Suscríbete a nuestra Newsletter Recibe nuestras recomendaciones semanales