Libros apasionantes para refugiarse en los días de lluvia

Con la llegada del frío y de la lluvia, quedarse en casa es una opción que gana enteros. La compañía de un buen libro puede conseguir que esos momentos de introspección se conviertan en una época de disfrute. Historias que nos hacen trasladarnos desde el sofá de casa a otros lugares, que consiguen emocionarnos, inquietarnos o conmovernos a través de la palabra. Seleccionamos unas cuantas obras para acompañarnos mientras vemos la lluvia contra los cristales.

La ciencia, a través de un puñado de historias reales de personas que quisieron lograr lo que nadie antes había logrado, es el eje de Un verdor terrible, la novela con la que Benjamin Labatut logra una visión fascinante de la voluntad y la obsesión del ser humano. Un crimen que conmociona a la clase alta salvadoreña es el motor de La diabla en el espejo, una investigación a cargo de una amiga de la asesinada que nos adentra en los rincones oscuros de una sociedad carcomida por la corrupción.

El despertar a la vida de una chica irlandesa es lo que nos propone Una chica es una cosa a medio hacer, novela de Eimear McBride en la que el sexo, la represión religiosa y las relaciones tormentosas configuran uno de esos personajes que se hacen carne y hueso delante del lector. De religión también nos habla Los apóstatas, en la que dos hermanos ven truncada su vocación religiosa para acabar siguiendo caminos opuestos, pero marcados por sus creencias.

En su paisaje habitual del medio oeste de EE UU, en Algo en lo que creer Nickolas Butler nos presenta a una familia y a su hija, madre soltera que ha regresado a casa, en un fresco de las relaciones humanas y de la fragilidad de los equilibrios sentimentales. Otra familia, esta vez en Noruega, es la protagonista de El libro de los nombres, un recorrido a lo largo de varias décadas, en el que el horro de la II Guerra Mundial y los crímenes nazis persiguen a una estirpe.

Mezcla de reportaje y libro de memorias, Hijos del carbón es el testimonio del final de un modelos de vida, el de los trabajadores de las minas del norte de España. Para terminar, y ya que se cumple el centenario de Mario Benedetti, es un buen momento para recordarle con una Antología Poética recientemente reeditada.

La opinión de los usuarios

cerrar

Suscríbete a nuestra Newsletter Recibe nuestras recomendaciones semanales