Libros para superar con humor la cuesta de enero

El fin de las navidades, y el comienzo del nuevo año, plantean una nueva etapa que puede resultar tan ilusionante como ardua. Pasar de las fiestas y los excesos al día a día es un cambio que a muchos se les atraganta más que las uvas de fin de año, y la tan temida cuesta de enero parece más empinada que nunca. Por suerte, los libros son un refugio al que acudir para evadirse de esa cotidianidad asfixiante mientras nos reincorporamos a la vida real, y aquí tenemos varios títulos que nos pueden ayudar a llevar, si no con risa sí con cierto sentido del humor y distancia que nos haga este mes un poco más llevadero.

En Conversaciones con mi enano de jardín, Jean-Paul Didierlaurent combina existencialismo con humor absurdo, en una historia tan delirante como entretenida que, además asegura unas cuantas carcajadas. Si lo que buscamos es algo más cercano a nuestra experiencia diaria, en Cómo ser marido Tim Dowling repasa con gran humor todas esas situaciones cotidianas que se dan en una relación familiar para, sin caer en la autoayuda, darnos un poco de luz (y buen ánimo) para afrontar las exigencias de la responsabilidad dentro de la familia. En Un momento de descanso, por su parte, Antonio Orejudo plantea un reencuentro de antiguos amigos que, más allá de retomar los lazos, lleva a sus protagonistas a una misión tan secreta como increíble plagada de impagables momentos de humor.

Los temas más trascendentales también pueden ser tratados con humor, convirtiéndose en una manera muy eficaz de aportar perspectiva a los propios problemas y preocupaciones. En El jardinero de Ochákov, Andrei Kurkov nos embarca en una historia increíble y fascinante de viajes en el tiempo en el que el humor negro nos presenta la vida en la antigua Unión Soviética en forma de sátira mordaz. Como también lo es Esperanza: Una tragedia, la novelas con la que Shalom Auslander se plantea una perspectiva tan atrevida como divertida: una Anna Frank anciana que ha sobrevivido escondida en el desván de una casa. Desde una perspectiva más personal, en ¿Por qué ser feliz cuando puedes ser normal? Jeanette Winterson afronta sus memorias, cargadas de experiencias difíciles, desde un punto de vista más esperanzado que dramático en una lectura reconfortante.

La narrativa británica es una fuente inagotable de sátira y humor refinado que, en estos primeros días del año, levanta el ánimo de cualquiera. David Lodge es un maestro en esas artes y La caída del Museo Británico un libro ejemplar sobre cómo mirar el mundo con esa distancia cómica para hacer que nada parezca tan grave, mientras que su compatriota Jonathan Coe toma a la clase alta británica para construir una sátira mordaz y divertidísima en ¡Menudo reparto!

La opinión de los usuarios

3 Opiniones

se

serhumanix 08 enero 2020

Con diferencia lo más divertido que he leído este año ha sido La tripulación del Utopía, una delirante historia en la que se ven implicados los filósofos más importantes de la historia, encerrados en un yate de lujo con una exprostituta. Se me saltaban las lágrimas de reír.

fo

foscar 07 enero 2020

Un libro loco y divertido, para quien tengan la suerte de no hacerlo leído.
"La conjura de los necios"
Es hilarante.... Todos los personajes están crazy!!!!!!

jo

joseiribas 07 enero 2020

El buen humor es cosa seria 
  https://dametresminutos.wordpress.com/2018/08/24/el-buen-humor-es-cosa-seria/

cerrar

Suscríbete a nuestra Newsletter Recibe nuestras recomendaciones semanales