Libros que se arrepentirá de no haber leído

Hay una clase de libros que, de entrada, a muchos lectores se les hacen cuesta arriba. Unas veces por su temática y otras veces por su volumen, muchos son los que desisten incluso antes de empezar. Ese es un error que se comete demasiadas veces, como bien saben todos aquellos que se han atrevido con obras que exigen un esfuerzo por parte de quien se adentra en ellas. A veces, la satisfacción y las emociones que provocan la lectura de obras que requieren más de nuestra atención y nuestro tiempo son mucho mayores, tanto por la calidad de la obra en sí como por el desafío de apreciarlas como se merecen. Por esa razón, hoy ponemos en el punto de mira diez títulos que, en caso de no atrevernos con ellos, podemos arrepentiremos para siempre.

Hay una serie de títulos clásicos que muchos lectores han dejado a medias, o que están en esas listas de “tengo que leer” que nunca se acometen. La montaña mágica es una de ellas, con el respeto que imponen sus más de 1000 páginas. Pero los que se han zambullido en la novela de Thomas Mann saben que es una obra que, además de su hondura psicológica, nos explica mucho sobre la burguesía europea y, por extensión, de la condición humana. Otra novela que impone por su extensión y su multitud de enfoques es Submundo, de Don DeLillo, pero quienes se han dejado llevar por sus páginas saben que pocas obras nos explican la historia reciente de EE UU como la ambiciosa obra del escritor neoyorquino. De igual forma, 2666, la cumbre de Roberto Bolaño, ha sido encumbrada como uno de los libros fundamentales del inicio de este siglo, y muchos saben que pese a lo extenuante que pueda resultar alguna de sus partes, todo el esfuerzo empleado en su lectura es recompensado con creces.

En ocasiones, la literatura nos enfrenta a aspectos de la vida humana que nos resultan incómodos, tanto por las acciones que algunos miembros de nuestra especia son capaces de llevar a cabo como los rincones oscuros que albergamos en nuestra mente. Esas obras, que nos ponen frente al espejo de lo nauseabundo o lo desasosegante, se les atragantan a muchos lectores. Pocas obras tocan las atrocidades del nazismo y sus efectos en los que pudieron sobrevivir a los campos de concentración como Si esto es un hombre, una lectura difícil pero necesaria para explorar a fondo uno de los momentos más terribles de la historia. En El colgajo, Philippe Lançon nos enfrenta a la barbarie de un atentado, y la exploración del superviviente que queda deformado de por vida, física y espiritualmente. También la infelicidad, la muerte cercana y las trabas de la comunicación entre seres humanos pueden ser temas que se atraganten a algunos lectores, todos ellos expresados con certeza por Isabel Bono en el reciente Diario del asco.

Los géneros tampoco se salvan de algunas obras que exigen a quien se acerque a ellas mantener los ojos y la mente muy abiertos. En la novela negra, un gigante como James Ellroy nos tiene acostumbrados a contar sus páginas por miles y a sus personajes por centenares, como el el estupendo Perfidia. Los que gustan de novela histórica harían bien en recuperar En el último azul, que refleja la vida y persecución sufrida por un grupo de judíos mallorquines en el siglo XVII. Y quienes prefieran las biografías de personajes cruciales de la historia tienen en M. El hijo del siglo una aproximación detallada sobre Mussolini y el auge del fascismo.

La opinión de los usuarios

5 Opiniones

sa

sahera 03 agosto 2020

Por fin he podido leer 2666 de Bolaño. Te cambiará la forma de entender la literatura.
No os olvideís de Delibes, Chirbes y Marse.
Gracias.

en

enrique201314 03 agosto 2020

Ahora resulta que los libros tienen que enganchar desde la primera página, desde la primera línea. Yo creía que eso era cosa de los zarcillos, del velcro. la lecrura requiere esfuerzo, perseverancia, reflexión....pero a fin de cuentas, la montaña mágica, los grandes libros no necesitan de lectores que precisan enganches

vg

vgasteiz 04 junio 2020

Yo también tengo la historia de Hans Castorp como una de las mejores de siempre. Creer para poder conocer.

rf

rf4199 28 mayo 2020

Por supuesto toda opinión es respetable y sobre gustos no hay nada escrito. En mi caso, La Montaña Mágica es uno de los mejores libros que he leído, con una galería de personajes para mí inolvidables. Creo que es un "paseo" por la naturaleza humana. Más allá de toda cuestión teórica disfruté mucho con su lectura.

qu

quijadapazos 27 mayo 2020

Yo empecé a leer la montaña mágica y la tuve que dejar de leer, porque si dicen que es muy buena el principio dejaba mucho que desear. Y un libro bueno te ha de enganchar desde la primera página hasta la última, si no, no vale la pena.

cerrar

Suscríbete a nuestra Newsletter Recibe nuestras recomendaciones semanales