Libros recientes que los fans de la novela negra no pueden dejar de leer

Aunque a veces la realidad se empeña en rivalizar a la ficción, dando pie a situaciones inesperadas que copan los titulares día tras día, el placer que obtenemos siguiendo una trama que vivimos como verdadera pero que surge de la imaginación de un autor o autora no se puede comparar con nada. Los fans de la novela negra saben bien que las horas pasan más rápido con una dosis de intriga, crimen y detectives que utilizan todo su ingenio e instinto para llegar hasta el fondo de todo. Por esa razón, hoy seleccionamos unas cuantas obras de reciente aparición que harán que hasta la actualidad política nos parezca aburrida.

Uno de los grandes éxitos de la pasada temporada fue 1793, la novela Niklas Natt och Dag ambientada en la Estocolmo del año que le da título. Ahora llega su continuación, en 1794 que retoma la acción con una nueva ola de asesinatos en una obra que mezcla thriller e historia de manera fascinante. En un tiempo pasado, aunque mucho más cercano, Alan Parks sitúa a su agente Harry McCoy, que investiga un crimen en la gris Glasgow de la década de 1970 con Hijos de febrero. Y también a Reino Unido, pero un siglo antes, nos traslada El abstemio, un thriller con la lucha armada por la independencia de Irlanda como trasfondo.

Los lugares aislados son un escenario recurrente para desarrollar historias de crímenes que funcionan como un microcosmos de la sociedad. El islandés Ragnar Jónasson utiliza un pueblo real del norte de Islandia para sus tramas protagonizadas por el policía Ari Thór, que ahora llega a su segundo volumen publicado en castellano,La muerte blanca. Un pequeño pueblo de Pensilvania es el lugar elegido por Tom Bouman para situar Huesos en el valle, un country noir repleto de misterios de familia y personajes excéntricos. Y la costa vasca es el escenario de La hora de las gaviotas, el libro con el que Ibon Martin enfrenta a la suboficial Ane Cestero a una serie de crímenes.

Hay otro tipo de obras que, si bien nos sitúan frente a tramas criminales, son más un reflejo de la sociedad en la que vivimos que un puro thriller. Sin estar dentro de la novela negra, la corrupción, los juegos de poder y el nacionalismo se mezclan en Independencia, de Javier Cercas, para mostrarnos las miserias de nuestro tiempo a la vez que nos embarca en una historia que nos atrapa. Las redes sociales, los peligros de internet y el drama de las migraciones se citan con un maestro del género negro como Andrea Camilleri en La red de protección. Y la herencia todavía viva del nazismo impregna a La sospecha, un nuevo caso de Friedrich Dürrenmatt y su comisario Bärlach.

La opinión de los usuarios

cerrar

Suscríbete a nuestra Newsletter Recibe nuestras recomendaciones semanales