Libros satíricos para reírse de la vida moderna

Vivimos tiempos propicios para la sátira. Si somos capaces de abstraernos de los males del día a día, encontraremos a nuestro alrededor una gran cantidad de circunstancias que, bien miradas, invitan a sacar punta y a desmontarlas a base de una buena dosis de humor. En tiempos de coaches, influencers, talent shows y la cultura de la imagen y la fama, muchos han sido los autores que han querido radiografiar este tiempo que nos ha tocado vivir para enseñar nuestras vergüenzas a la vez que nos despiertan alguna carcajada al mostrarnos lo ridículo de muchas de nuestras acciones. Otras veces, la sonrisa es más amarga, ya que lo que nos muestran esconde algo más oscuro.

En La vida sexual de las gemelas siamesas, Irvine Welsh se aleja de los relatos de la clase trabajadora británica para contarnos la historia de una mujer obesa que se obsesiona con una entrenadora personal, en una obra ácida que nos habla del culto al cuerpo, la fama y los circos mediáticos. El rapto de Britney Spears también nos presenta esa obsesión por las estrellas y los medios de comunicación a través de un agente francés enviado a Los Ángeles que investiga las amenazas de secuestro que recibe la archiconocida cantante pop. Y de la sociedad estadounidense, desde una perspectiva menos lúdica y más punzante, también nos habla Salman Rushdie en La decadencia de Nerón Golden, en un repaso a la historia más reciente de EE UU marcada por el ascenso al poder de Donald Trump.

Acostumbrado a analizar la sociedad contemporánea en clave de humor corrosivo, Frédéric Beigbeder retoma al protagonista de 13,99 euros en Socorro, perdón, que actúa como cazatalentos de una agencia de modelos el Moscú más excesivo y lujoso. Por su parte, en Inglaterra, Inglaterra, Julian Barnes saca el bisturí para analizar a la sociedad británica a través de un magnate que pone en marcha un parque temático que concentra en un solo sitio todo lo que cualquier turista querría ver de Inglaterra.

La economía, en su versión más despiadada y turbia, es otro tema que se ha abordado desde una perspectiva ácida. En Cómo hacerse asquerosamente rico en el Asia emergente Mohsin Hamid nos narra la peripecia vital de un chico nacido en una zona rural y pobre que se convierte en un magnate empresarial a través de manuales de autoayuda. El calentamiento global, de Daniel Ruiz, nos presenta el entramado que teje en una localidad del Sur de España una empresa energética, el pueblo que vive del trabajo en una refinería altamente contaminante y las instituciones locales.

El sexo y las relaciones sentimentales, en una época regida por las apps de citas, es también un área que los escritores han tratado en sus obras. En Snuff, el implacable Chuck Palahniuk parte del reto que se propone una actriz porno antes de retirarse: batir el récord de encuentros sexuales consecutivos con distintos hombres. Muy distinto es Las ganas, de Santiago Lorenzo, sobre la abstinencia obligada y la dificultad de su protagonista para relacionarse con el sexo opuesto. Algo similar le ocurre al personaje que nos presenta Graeme Simsion en Proyecto esposa, un profesor de genética que se propone, de una vez por todas, conseguir pareja.

La opinión de los usuarios

cerrar

Suscríbete a nuestra Newsletter Recibe nuestras recomendaciones semanales