Los libros fundamentales de Periférica

Libros recomendados por los editores de Periférica

Entre los libros que Julián Rodríguez y Paca Flores están orgullosos de haber editado en el sello Periférica se encuentran algunos que han marcado a la editorial en sus diez años de historia, como El testamento  de un bromista, el primero de todos los que han publicado: “Es un autor fundamental para nosotros, historia viva de la Comuna de París, un adelantado a su tiempo en muchos sentidos”, sostienen.Les siguen la novela de Elizabeth Smart, En Grand Central Station me senté y lloré, “una obra mítica tan apasionada como apasionante. Un clásico contemporáneo que no deja a nadie indiferente. Gran literatura que se nutra tanto de la Biblia como de la pasión amorosa más vulnerable”; Señales que precederán al fin del mundo, de Yuri Herrera, al que consideran “el autor latinoamericano joven más importante de los últimos años, la voz más personal y su libro más relevante. Tan prestigioso en español como en sus traducciones a numerosas lenguas”.De Auschwitz llega la voz de Odette Elina en Sin flores ni coronas, un libro que es todo un fetiche para ellos: “Nos emociona al mismo tiempo que nos hace pensar cada vez que nos acercamos a sus páginas. Estamos muy orgullosos de que el único libro escrito por Elina se encuentre en Periférica”.  También les produce especial sensación Los bosnios, de Velibor Colic, “un autor de estirpe borgiana en el infierno de la Guerra de los Balcanes: una autobiografía poderosa e inigualable”. Otro libro de guerra que Julián Rodríguez y Paca Flores recomiendan, esta vez sobre las Malvinas, es del Fogwill, Los pichiciegos, “otro borgiano indirecto, otro autor mayúsculo”.Un autor que Rodríguez y Flores también han recuperado es Thomas Wolfe con El niño perdido, del que afirman que es “emoción, alta prosa y una exactitud en cada palabra que sólo está al alcance de los elegidos”; Y de la que están muy orgullosos es de la chilena Daimela Eltit, ya que “pocas obras literarias hay en español tan rotundas y exigentes como la de Eltit. Que haya confiado en nuestro catálogo para seguir dando a conocer sus libros, nos hace muy felices”.Y finalmente, un libro al que tienen mucho desde hace años, Leer, de André Kertész, y la sorpresa de La casa de los veinte mil libros, de Sasha Abramsky, puesto que “ha significado un hito importante en Periférica: la ampliación de nuestro espacio hacia territorio que habíamos tocado de manera parcial, pero que con este título comenzamos a abordar con más énfasis”.

La opinión de los usuarios

cerrar

Suscríbete a nuestra Newsletter Recibe nuestras recomendaciones semanales