Los libros que han convertido a James Ellroy en un gigante de la novela negra

La personalidad de James Ellroy, uno de los grandes nombres de la novela negra de todos los tiempo, se comenzó a forjar a través de la letra impresa. No obstante, sus primera lecturas no fueron las novelas, sino los ejemplares de la revista Life que tomaba prestados de un armario de casa de sus padres. “La actualidad no llama a mi imaginación, es algo que me ha pasado desde siempre. No se trata solo del presente, sino de la época contemporánea”, explica el autor de Esta tormenta.

Por lo tanto, entre las obras que han creado una de las obras más inabarcables del género criminal no podemos esperar encontrar títulos recientes. La primera gran obra que recuerda haber leído Ellroy, a los 12 años, es también la que le animó a escribir: De aquí a la eternidad, de James Jones. “Desde entonces intento escribir el libro que hubiese querido leer cuando era un chaval”.

El Ellroy lector, no debería ser una sorpresa, incluye un gran número de obras de novela negra que llegan, como mucho, a la década de los 70. A Ross MacDonald lo reconoce como uno de sus maestros, mientras que reivindica las obras de Hillary Waugh y Joseph Wambaugh. De Libra, de Don DeLillo, un autor alejado de su canon, reconoce su influencia para su trilogía underground, sobre todo con los aspectos relacionados con el asesinato de John Fitzgerald Kennedy. Y también recupera a dos autores muy populares en su época, Harold Robbins e Irving Wallace, pese a que nunca estuvieron muy bien considerados por la crítica.

Por último, entre todas sus recomendaciones, no pudimos dejar de preguntarle por una obra que se le atraganta. Pese a ser llamado por Joyce Carol Oates “el Dostoievski americano”, Ellroy nunca ha podido terminar Crimen y castigo. “Lo he intentado un par de veces, pero no me atrapa”, confiesa.

La opinión de los usuarios