Los libros que han hecho de Joël Dicker un fenómeno literario

Antes de un autor consagrado a nivel internacional, Joël Dicker fue un autor precoz. Tanto que, como cuenta la anécdota, no ganó un concurso de escritura juvenil porque el jurado no creyó que el texto que había presentado fuese obra suya. El tiempo, después, ha acabado por darle la razón.

Pero antes incluso de eso, Dicker comenzó siendo lector. La culpa de su fascinación con las historias contadas en letra impresa la tiene Roald Dahl, el autor que tan a menudo se asocia con la literatura infantil pero que los adultos no paran de redescubrir. Ese fue el principio, pero otro escritor muy distinto le llevó por la senda del misterio y el thriller. El Dicker adolescente, confiesa, era un fan acérrimo del primer Ken Follet, aquel que soñaba con ser James Bond y escribía sobre espías. De ahí datan los primeros pasos de Dicker como escritor.

A lo largo de su todavía corta vida, Dicker confiesa predilección por algunos autores. Uno de ellos es el escritor de origen ruso Romain Gary, cuya autobiografía no se cansa de recomendar. El otro es su compatriota, el suizo Albert Cohen.

Lee a continuación los comentarios de Dicker a las obras que le han convertido en un fenómeno literario.

 

Estantería

La opinión de los usuarios