Los mejores libros para descubrir lo más profundo de Estados Unidos

Nada mejor para este calor pegajoso que leer a los escritores sureños. Queremos recomendaros 10 libros, desde los inicios del conocido como gótico sureño hasta las últimas novedades del género.

Los Grandissime, novela fundacional que puede calificarse como el primer texto literario escrito por un sureño. Ambientada en Nueva Orleans se abre a los temas que tratarán posteriormente las novelas de Eudora Welty, Faulkner o Carson McCullers. Luz de agosto, clásico donde los haya y una de las mejores novelas de William Faulkner, su protagonista aúna las tensiones propias del sur profundo en su atormentada existencia, marginalidad, el conflicto racial y la violencia. La naturaleza salvaje también es recurrente en estos autores, El  viento  de Dorothy Scarborough se convierte en un alegato pre-feminista por las duras condiciones de las mujeres del inhóspito Oeste.

En Sangre sabia, integrada en las novelas de Flannery O´Connor,  un ex militar regresa a su localidad natal y comienza una lucha con el pastor y la comunidad religiosa del pueblo. Esta obsesión por lo religioso también queda reflejada en Salvación en Sand Mountain, publicada por Dirty Works editorial especializada en el género, su autor Dennis Covington recibió el encargo del New York Times para cubrir el juicio al predicador de un pueblo de Alabama acusado de asesinato y de rituales con serpientes venenosas. El resultado, un magnífico libro más allá de la crónica periodística sobre el sur más salvaje.  Sajalín también ha dedicado gran parte de su catálogo editorial a los outsiders y criminales sureños.

En Kentucky seco su autor quiso dedicar los relatos que componen el libro a los habitantes de este pueblo perdido de los Apalaches,  historias de gente humilde que son narradas sin condescendencia y con un lenguaje claro. Las historias que recorrenKnockemstiff, localidad perdida en mitad de ninguna parte, retratan con humor las vivencias de sus parroquianos, alabado por la crítica es posible que sea la mejor obra de Donald Ray Pollock.

Y como colofón de este viaje por la norte américa profunda, Carsick de John Waters, el trayecto desde su casa en Baltimore a San Francisco a dedo,¡a sus 66 años! Las fantasías del pope del trash chocarán con la realidad de un periplo genial narrado con su habitual humor caustico.

La opinión de los usuarios