¿Por qué da tanto morbo la crueldad en pequeñas dosis?

Libros recomendados por José Ovejero

José Ovejero ha vuelto al relato. Después de diez años publica Mundo extraño, compendio de cuentos que quedan hilvanados por el descenso a la maldad y la crueldad de muchos de sus personajes. A Ovejero siempre le ha gustado indagar en las pasiones negras de los seres humanos. Lo que no se dice ni se nombra, pero se piensa y desea.Por este motivo (y además, porque nos gusta mucho), desde Librotea le hemos pedido que nos comente sus autores de cuentos favoritos. De todos ellos ha sabido nutrir su obra. Averiguarlo es tarea vuestra.- Cuentos completos, de Ignacio Aldecoa: “A menudo se dice que no hay tradición cuentística en España. Supongo que quien lo dice no habrá leído a Aldecoa”.- El Aleph, de Jorge Luis Borges: “Sólo el cuento La casa de Asterión bastaría para justificar la presencia de El Aleph en esta lista. La inteligencia, la elegancia, la melancolía de ese cuento convierten la narración en filosofía”.- Final del juego, de Julio Cortázar: “Es el primer libro de relatos que leí de Cortázar, cuando yo aún era estudiante, y todavía recuerdo esa alegría que produce penetrar en un territorio nuevo, descubrir posibilidades que ni siquiera habías imaginado que existiesen”.- Cuentos completos, de Flannery O’connor: “Es una de mis cuentistas favoritas, autora de obras maestras del género como La buena gente del campo o Un hombre bueno no es fácil de encontrar”.- Demasiada felicidad, de Alice Munro: “Cuando la leí me enamoré de su sutileza. Pocos narradores son capaces de comprender y expresar como ella las pequeñas emociones, los casi imperceptibles sentimientos que guían nuestra manera de actuar”.- Cuentos completos, de Antón Chéjov: “Casi no hace falta explicar por qué está en esta lista. Digamos sólo que sin él la historia del relato breve contemporáneo habría sido diferente, y desde luego más pobre. Todos los que lo hemos leído hemos aprendido algo de él”.- El temor del cielo, de Fleur Jaeggy. “Me parece un prodigio su capacidad para crear atmósferas a la vez sombrías y melancólicas, en las que hasta los objetos más sencillos parecen impregnados de la premonición de la muerte”.- Los boys, de Junot Díaz: “En estos cuentos el lenguaje es parte esencial de la narración, un lenguaje que revela no sólo clase social y carácter, sino que también nos permite vislumbrar lo que significa ser latino en Estados Unidos”.- Mala letra, de Sara Mesa: “Un conjunto de relatos en el que se muestra la capacidad de la autora para atisbar lo oculto sin desvelarlo por completo”.- Cuentos completos, de Juan Carlos Onetti: “Porque quizá no sea el mejor cuentista de su generación, pero siempre he sentido debilidad por su dureza, por su desapego, como si en realidad no quisiese escribir esas historias, como si fuese una tarea enojosa pero inevitable”.

Estantería

La opinión de los usuarios

cerrar

Suscríbete a nuestra Newsletter Recibe nuestras recomendaciones semanales