Vargas Llosa recomienda libros para despertar "el gusanillo de la lectura" a los jóvenes

El premio Nobel de literatura selecciona los títulos favoritos en su niñez.

La infancia, ese periodo decisivo para tantas cosas, no lo es menos en lo que a la literatura se refiere. Las primeras lecturas consiguen despertar un hábito que luego se convierte en adicción o necesidad, nos conforman como lectores e individuos. Incluso, en algunos casos, como escritores.Mario Vargas llosa recuerda algunos de estos títulos decisivos en su niñez y que, como él mismo confiesa, “han quedado vivos en mi memoria”. De esa etapa, perteneciente a “los años que pasé en Cochabamba, Bolivia”, el premio Nobel de Literatura destaca algunos clásicos de la literatura infantil y juvenil. En ese apartado, una de las primeras lecturas que recuerda es Las aventuras de Guillermo, el personaje creado por Richmal Crompton que marcó a varias generaciones con sus andanzas y travesuras.Otro de los autores que tenían un lugar destacado para el joven Mario era Julio Verne, con obras como La vuelta al mundo en ochenta días o Viaje al centro de la Tierra. Alejandro Dumas, del que confiesa haber sido lector empedernido de la saga de los tres mosqueteros, es otro clásico juvenil que tiene un hueco en su aprendizaje como lector. Otra saga, la de El árabe de Edith M. Hull, también le sedujo en sus años de formación.El jorobado, novela de capa y espada de Paul Feval, y 20 poemas de amor y una canción desesperada, de Pablo Neruda, completan una lista en la que descubrimos los inicios del que, con los años, se convertiría en uno de los grandes nombres de la literatura universal. ¿Y tú, qué obras recuerdas de tu infancia?

La opinión de los usuarios

4 Opiniones

do

dosmasdosnosoncuatro 24 mayo 2020

Totalmente de acuerdo con don Mario. Muchos de estos libros coinciden con los que yo leí cuando era un chaval. Recuerdo muchos libros de la Colección Historias, de la Editorial Bruguera. Leí mas de cien títulos. Sensacional para crear afición, pero tristemente desaparecida de las librerías. De “Guillermo, Enrique, Pelirrojo y Douglas” leí mas o menos treinta títulos. Y ¿saben una cosa? Pues que en el colegio, como lecturas obligatorias tienen, La casa de Bernarda Alba, Nada... y títulos similares. Magníficas obras, pero no para crear afición. Saludos 

13

13gabino 24 mayo 2020

Para mayores recién alfabetizados o menores raros.

qu

quijadapazos 24 mayo 2020

Los tres mosqueteros, Veinte años después y el vizconde de Bragelonne, se debería haber dicho.Sea como fuere el Conde de Montecristo es mejor para mí que los anteriores nombrados.

ch

chico6y 24 mayo 2020

Recomiendo leer los Cuentos de Edgar Allan Poe. Eso no solo despertará el "gusanillo de la lectura", sino que hará devorarse libros, con o sin gusanillo.

cerrar

Suscríbete a nuestra Newsletter Recibe nuestras recomendaciones semanales